El eurodiputado socialista Antolín Sánchez Presedo ha presentado en público un resumen de las 172 enmiendas que su grupo ha realizado a la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) en las que se exige, entre otras cuestiones, una mayor presencia de la pesca artesanal y costera, una red europea de reservas pesqueras, planes plurianuales, así como la demanda de que los informes socioeconómicos para los sistemas de cuotas tengan una importancia similar a los científicos.

En rueda de prensa celebrada en Santiago, Sánchez Presedo ha remarcado que esta reforma de la PPC será "muy traumática" si no tiene una consideración especial por la pesca artesanal que supone "el 80 por ciento" de los trabajadores en Europa, de forma que puede tener "un impacto muy negativo desde el punto de vista socioeconómico" para Galicia.

"Creemos que una reforma pesquera que establezca los objetivos pero no los medios para llevarla a cabo no es creíble", ha advertido Sánchez Presedo.

Así, ha destacado que esta es la primera reforma en la que el Parlamento europeo va a ser colegislador —estará vigente durante tres años— y entrará en vigor en enero de 2013, aunque según Sánchez Presedo, "va a ser bastante difícil" que esta fecha se cumpla por lo que se trabajará con medidas de carácter provisional. Actualmente, la UE estudia las enmiendas presentada y las tomará en consideración en el mes de octubre.

Priorizar pesca artesanal

De este modo, se ha referido a los acuerdos del Consejo de Pesca de la UE celebrado el pasado 12 de junio, y ha criticado "los aspectos negativos" como no cuestionar el principio de estabilidad, al tiempo que "quedó abierto" el sistema de descartes "del que todavía no existe progreso", y "no se priorizó" a la pesca costera y artesanal.

Para ello, aboga por reducir cargas burocráticas y establecer un programa con una dotación específica en el Fondo Europeo y Marítimo de Pesca para abordar los problemas de los operadores a pequeña escala, así como introducir el etiquetado para poner en valor el pescado fresco con fecha de captura.

Además, los socialistas abogan por que la acuicultura en el medio natural a cargo de empresas familiares o unipersonales, que incluye las actividades de marisqueo tradicional formará parte de la Política Pesquera Común.

Red europea y libro verde

Una de las cuestiones principales sobre las que ha llamado la atención el eurodiputado socialista ha sido la propuesta de la creación de una red europea de reservas pesqueras y zonas de pesca protegida.

Para ello, demanda que la UE "debe abrir una amplia consulta" mediante la puesta en marcha de un Libro Verde en el que se podrán hacer aportaciones hasta junio de 2013, con una propuesta legislativa para junio de 2014.

Planes plurianuales "fundamentales" y descartes

En concreto, Sánchez Presedo considera "elemento central" de la reforma pesquera los planes plurianuales, que "son un elemento fundamental" para abordar el rendimiento máximo sostenible planteado para 2015 para garantizar la seguridad biológica. Aunque los socialistas creen que el plazo debe ampliarse hasta 2020, en una fecha que consideran más realista, "teniendo en cuenta el impacto socioeconómico".

En lo tocante a la futura prohibición de los descartes —pesca accesoria que es devuelta al mar—, Sánchez Presedo ha abogado por que las especies capturadas con tallas por debajo de las mínimas deben ser donadas a usos sociales, y estas especies no comerciales puedan convertirse en pienso para tener algún rendimiento por sus costes.

En cuanto al Sistema de Concesiones de Pesca Transferibles, cree que "no debe aplicarse a la pesca artesanal", y ve "muy beneficiosas" estas cuotas para la pesca de altura.

Además, ha criticado que el principio de estabilidad relativa —de 1973— no "refleja el funcionamiento actual de la actividad pesquera de la UE", por lo que pide sustituirlo por la participación efectiva en las actividades de pesca durante un periodo de tres años.

Flexibilidad para protocolos

Por otra parte, los socialistas apuestan en sus enmiendas por la flexibilidad en los acuerdos de pesca sostenible de la cláusula de exclusividad para que cuando un protocolo con un país expira, pero el acuerdo sigue vigente, se puedan buscar fórmulas para realizar actividades pesqueras a través de licencias a los operadores.

Este es el caso de Galicia, tras expirar el protocolo con Marruecos, Gabón y próximamente con Mauritania, por lo que Sánchez Presedo pide que la Comisión Europea "sea consciente del momento de crisis" para que el sector pueda seguir desarrollando su actividad.

También exige Sánchez Presedo defender la dimensión internacional de Galicia porque "es la comunidad con más presencia en los océanos y mares del mundo", mediante un compromiso activo de la UE para la protección de ciudadanos y UE.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.