El alcalde de Ayamonte (Huelva), el socialista Antonio Rodríguez Castillo, ha negado este jueves ante el juez las supuestas irregularidades urbanísticas presuntamente cometidas en el núcleo costero ayamontino de Isla Canela, por las que han sido imputados él y su antecesor en el cargo, el también socialista Rafael González, el cual también ha sido citado, pero se ha acogido a su derecho a no declarar porque desconocía los hechos por los que se le imputa, al serle notificado el auto hace dos días.

Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso, el primer edil ayamontino ha respondido a las preguntas. En cambio, González solicitó ante el juez la suspensión de las declaraciones, pero ante la negativa por respuesta del magistrado, ha decidido acogerse a su derecho a no declarar con el fin de estudiar las imputaciones, cuyo procedimiento es muy extenso.

Del mismo modo, los técnicos municipales que han declarado también este jueves han explicado las actuaciones llevadas a cabo por parte del Ayuntamiento y han hecho hincapié en que "en ningún momento se ha realizado ningún cambio de uso ilegal", así como que la actuación en Isla Canela ha sido "legal en todo momento", a la par que se han mostrado "aliviados" al poder declarar y aclarar las cosas ante el juez.

Este viernes continúan las declaraciones y le tocará el turno a cuatro técnicos municipales más.

Cabe recordar que el pasado mes de febrero de 2010, la Guardia Civil realizó un registro en el Ayuntamiento de la localidad y se incautó de documentos del área de Urbanismo.

Consulta aquí más noticias de Huelva.