La Diputación de Teruel continuará la revisión de hidrantes y bocas de riego en todos los municipios de la provincia

La Diputación Provincial de Teruel ha finalizado ya la revisión de hidrantes y bocas de riego, que comenzó el pasado mes de enero, en Teruel, Alcañiz y Calamocha y ahora la institución continuará esta labor en el resto de localidades de la provincia.
El Diputado De La Diputación De Teruel (DPT), Francisco Narro
El Diputado De La Diputación De Teruel (DPT), Francisco Narro
DPT

La Diputación Provincial de Teruel ha finalizado ya la revisión de hidrantes y bocas de riego, que comenzó el pasado mes de enero, en Teruel, Alcañiz y Calamocha y ahora la institución continuará esta labor en el resto de localidades de la provincia.

El diputado delegado del Servicio de Prevención de Incendios y Protección Civil de la DPT, Francisco Narro, ha observado que es muy llamativo que en el resto de localidades apenas hay hidrantes, cuando son más efectivos a la hora de actuar ante un incendio.

Narro ha señalado en rueda de prensa que la labor de revisión de estos puntos de agua en el resto de la provincia acaba de comenzar y se está poniendo de manifiesto que "hay más bocas de riego que hidrantes", a pesar de que estos últimos tienen "más caudal y más presión".

Por lo tanto, son más efectivos a la hora de sofocar un incendio "no sólo por el daño que se puede ocasionar en el inmueble, también por la seguridad de las personas" y por la rapidez a la hora de actuar ya que "se llena antes el camión, en caso de que sea necesario". De hecho, ha apuntado que con una boca de riego se puede tardar media hora en llenar lo que con un hidrante se tardaría unos 5 minutos.

Según ha recordado, es tarea de los consistorios habilitar estos puntos, de modo que, aunque "nosotros recomendamos que haya al menos un hidrante por localidad, es un gasto que tienen que hacer los ayuntamientos".

Ésta es una de las situaciones que ha puesto de manifiesto la revisión de hidrantes y boca de riego que la DPT quiere llevar a cabo en toda la provincia porque "es muy importante que estén todos en buen estado", ya que puede ser fundamental a la hora de sofocar un fuego.

De momento, ya se ha llevado a cabo este análisis en Teruel, Alcañiz y Calamocha. En total se han revisado 741 puntos, de los que algo más de 120 presentaban anomalías que ahora tendrán que solucionar los ayuntamientos en cuestión.

ANOMALÍAS

En el caso de Teruel capital, los bomberos de la DPT han revisado 229 hidrantes y han encontrado 27 anomalías que "ya han sido subsanadas"; mientras que en Calamocha se han revisado los 10 hidrantes, de los que sólo uno no funciona. También se han revisado 75 bocas de riego, once de ellas con problemas.

Finalmente, en Alcañiz se han analizado 427 puntos entre las dos modalidades; 374 están en el casco urbano, en 77 casos había anomalías. El resto están en zonas industriales o en la calle Bajo Aragón, donde también hay naves industriales, en 8 casos había problemas.

En este sentido, Francisco Narro ha asegurado que "esperábamos que hubiera más problemas" puesto que nunca antes se había llevado a cabo esta tarea. En la mayor parte de los casos, los problemas se debían "a la falta de uso y al paso del tiempo", ha señalado.

379

Actuaciones del servicio de extinción de incendios

Por último, ha detallado que el Servicio de Extinción de Incendios ha realizado en lo que va de año de 379 intervenciones: 151 incendios, 48 acciones de salvamento, 37 de prevención y 143 de colaboración con otras entidades.

Además, Narro ha asegurado que van a potenciar la colaboración con empresas o colegios para ofrecer charlas de prevención y extinción de incendios.

El Servicio de Extinción de Incendios de la Diputación de Teruel está integrado por tres parques de bomberos profesionales con una plantilla de 59 personas y 22 bases de bomberos voluntarios, en las que colaboran 54 personas; el parque móvil está compuesto de 45 vehículos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento