Los acusados de quemar un contenedor en el desalojo de Kukutza se enfrentan en Bilbao a tres años y medio de cárcel

La defensa niega "rotundamente" su participación en los incidentes y pide su absolución, en un juicio que se iniciará este miércoles
Juicio Contra Encausados De Kukutza.
Juicio Contra Encausados De Kukutza.
EUROPA PRESS

Dos estudiantes alemanes acusados de empujar y quemar un contenedor en el desalojo de Kukutza se enfrentan a partir de este miércoles en los juzgados de Bilbao a una petición fiscal de tres años y medio de cárcel, mientras la defensa niega "rotundamente" su participación en los hechos y pide su libre absolución.

En rueda de prensa en Bilbao, los compañeros de los encausados han anunciado que este miércoles a partir de las diez de la mañana, realizarán una marcha desde el Ayuntamiento hasta los juzgados de Buenos Aires 6, para acompañar a los compañeros encausados y que se concentrarán hasta que acabe la sesión.

Los representantes de Kukutza, que han realizado la rueda de prensa tras una pancarta reivindicativa, han leído sendas cartas de la Asociación de Abogadas y Abogados republicanos de Berlín y del asesor de una parlamentaria alemana.

La carta de la asociación federal de abogadas y abogados (RAV), dos de cuyos representantes participarán como observadores en el juicio, asegura que "sin razón aparente, el juzgado ha pedido más medidas de seguridad" y que la fiscalía pide una pena de tres años y medio de cárcel, mientras que los acusados niegan los hechos.

"acusaciones inventadas"

La misiva asegura también que "al principio, el juzgado había rechazado invitar a testigos de la defensa, que finalmente sí podrán comparecer" y recoge la opinión del abogado defensor de los encausados, Iñaki Carro, que asegura que "es obvio que se han inventado las acusaciones porque la policía quería presentar culpables, y en los solidarios de fuera se ha visto un botín fácil".

Por ello, desde el punto de vista de la RAV es "preocupante", según la carta, que no se respeten los "estándares mínimos de un Estado de derecho", lo que, a su juicio, se demuestra "tanto en la historia previa y en la petición de la fiscalía, como en el hecho de que los acusados hasta hoy no tengan ninguna traducción de la acusación, lo que significa que las condiciones de defenderse para dos extranjeros son bastante limitadas", pese a que la obligación de una traducción se deduce del artículo 6, párrafo tres de la Convención Europea de Derechos Humanos (CEDH)".

La otra misiva, leída por el asesor de una parlamentaria alemana, que participará como observador en el juicio por encargo de la citada parlamentaria, indica que este juicio será "muy cuestionable, innecesario y sin legitimidad".

La carta dice también que "aparentemente estamos ante un caso de "criminalización intencionada de gente internacionalista que el Estado atribuyó a Kukutza", dado que, según la misiva, los acusados están encausados por delitos "que no pueden haber cometido, como demuestran los hechos y testimonios".

Otro de los abogados de la defensa de los acusados, Carlos Alonso, ha indicado que los encausados manifiestan no "haber estado en Rekalde ni en Bilbao" sobre las seis de la tarde, hora en la que les acusa de haber quemado un contenedor.

Según ha indicado el abogado, por estos hechos la Fiscalía pide "penas de dos años de prisión por un delito de desórdenes públicos y un años y medio y una multa de 6.480 euros por delito de daños". Alonso ha asegurado que la defensa "niega rotundamente" su participación en ningún tipo de incidentes y solicita la libre absolución".

BILDU

La edil de Bildu en Bilbao, Aitziber Ibaibarriaga, presente en la rueda de prensa para "dar apoyo a las dos personas que mañana van a ser juzgadas" ha contextualizado el juicio con la "ocupación de Uribarri con el gaztetxe de Patacón".

Según ha dicho, los vecinos de Uribarri "llevan años reclamando espacios para cubrir las necesidades sociales que tienen en el barrio" y el edificio ocupado "lleva 50 años vacío y se ha "reclamado en más de una ocasión, primero para un ambulatorio y a posteriori como espacio socio-cultural".

Ibaibarriaga ha denunciado la "dejación del propietario" y ha hecho un llamamiento al Ayuntamiento de Bilbao para que "ponga

todas las cartas sobre la mesa para que el proyecto Patacón pueda extenderse en el tiempo y que ponga todos los medios a su alcance para que se pueda mediar en esta situación".

"Todos tenemos que dar el do de pecho en implicarnos y entre ellos, el Ayuntamiento, sin duda alguna", ha concluido la edil de Bildu en Bilbao.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento