El zoo de Irwin se ha convertido en todo un santuario. (Reuters)
El zoo de Irwin se ha convertido en todo un santuario. (Reuters) Reuters


La noticia de la muerte del excéntrico y apasionado naturalista Steve Irwin sigue dando mucho de qué hablar.

Ayer, el padre del propio Steve, Robert Irwin, rechazó en una conferencia de prensa, celebrada en el zoo familiar en Brisbane (Zoo Australia), la posibilidad de que su hijo recibiera un funeral de estado, aunque dijo que la decisión final está en manos de su nuera Terri, la mujer del naturalista.

En unas emocionadas palabras, el padre de Irwin, que fue quien infundió a Steve en amor por la naturaleza, dijo que su hijo (al que calificó como "el mejor amigo que he tenido nunca") no lo necesitaba porque era "un tipo ordinario".

En su lugar, Irwin padre abogó por una ceremonia privada, que tendrá lugar durante los próximos días.

El padre de Steve aseguró que se enteró de la noticia cuando se disponía a enterrar una vaca que había muerto pariendo.

Campaña para llevar kakis

Irwin se caracterizaba por llevar siempre en sus programas ropa (especialmente un pantalón corto) de color kaki.irwin

Durante los últimos días se ha extendido en Australia una propuesta por correo electrónico y SMS, International Khaki Day (El día internacional kaki), en la que se urge a sus fans a ponerse alguna prenda de color kaki como las que solía llevar Irwin.

La iniciativa se ha extendido con entusiasmo e importantes políticos han asegurado que la secundarán mañana viernes.

El vídeo podría ser destruido

Una de las grandes dudas que todavía no han sido resueltas, qué pasará con la cinta que recoge los últimos momentos de Irwin --que está actualmente en poder de la policía y que muchos temen que aparezca pronto en Internet--, pudo quedar desvelada ayer, cuando el manager del naturalista aseguró que era tan horrendo debería ser destruido para que nunca pueda ser hecho público.

Costeau acabará el documental

El nieto del legendario Jacques Cousteau, por su parte, prometió terminar el documental marino que estaba rodando Irwin en el momento de su muerte.

Santuario en su zoo

Mientras tanto, los admiradores del famoso "cazador de cocodrilos" siguen acercándose al zoo de la familia para colocar sus recordatorios y señales de cariño en el santuario creado espontáneamente en el lugar.

Un portavoz del zoo y de la organización protectora de la naturaleza Wildlife Warriors, creada por Steve Irwin, ha afirmado que los ciudadanos también han seguido regalando donaciones a la fundación, que anoche recaudó unos 384.000 dólares (300.000 euros).

Un desgraciado accidente

Irwin murió al atravesarle el corazón el aguijón de una raya mientras buceaba, en lo que la prensa australiana calificaba como un accidente extremadamente raro (sólo se han registrado 17 casos como éste en todo el mundo).

Lee: Una muerte extrema , el tributo a Irwin de nuestro blogger Pepe Cervera.

Mira: Algunos de los vídeos de tributo que ya circulan por la red, en Youtube y Myspace.