La presidenta y secretaria general del grupo socialista en las Corts, Ana Barceló, ha recordado este viernes al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que "sí puede cesar" a Rafael Blasco como portavoz y acabar con la imagen "lamentable que se da en la Comunitat Valenciana", según ha indicado en un comunicado.

Barceló considera que el valor de la ética en política "está por encima de las cuotas de poder del PP y de cualquier partido" y ha pedido al presidente de los 'populares' valencianos que cumpla con su compromiso de tolerancia cero con la corrupción, "después de saber que el conseller Císcar ha señalado que los diputados imputados en casos de corrupción seguirán en sus cargos y con sus responsabilidades dentro del PP, ya les legitiman las elecciones".

Con independencia de esto, Barceló ha señalado que Rafael Blasco es "el portavoz, la voz, del PP, una voz que está bajo sospecha y traslada una imagen lamentable de la Comunitat Valenciana".

Barceló ha apuntado que el vicepresidente y portavoz de la Generalitat, José Císcar, ha dicho que todos los imputados en casos de corrupción "serían apartados de sus responsabilidades en el Consell, pero a renglón seguido señalaba que esta 'norma' no afectará a los diputados autonómicos por tratarse de cargos electos". En estos casos el PP si apela a "la presunción de inocencia", ha agregado.

Desde el PSPV-PSOE, Barceló no ha dudado en señalar que en estas circunstancias "con más motivo" deberían aplicarse criterios de ética y deberían dejar sus responsabilidades en la cámara. "Se trata de un acto de decencia política que Fabra elude porque, efectivamente, el acta de diputado es suya y podría verse con un amplio grupo mixto si intentara imponer su autoridad en el partido", ha apuntado.

Así, Barceló se ha referido en especial al caso de Rafael Blasco, no imputado, pero "sí envuelto" en el caso cooperación, con "ya demasiados datos sobre al mesa como para que Fabra pueda mantenerlo de portavoz".

"línea roja de la corrupción"

"Fabra —ha reiterado Barceló— sí puede quitar de portavoz a Blasco ahora o si, en breve, resulta ser imputado, pero no lo hará porque él la línea roja de la corrupción la pone o la quita a su conveniencia".

Barceló ha recordado que la censura de Císcar a las conversaciones conocidas a partir del sumario del caso cooperación, con insultos racistas, "no afectan posteriormente al portavoz Blasco".

La presidenta y secretaria general del grupo socialista en las Corts no ha dudado en calificar de "burla" las declaraciones de Císcar, al destacar que "si la línea que marca la diferencia es la imputación debería valer también para los diputados".

Consulta aquí más noticias de Valencia.