El proyecto de Presupuestos de la Junta de Castilla y León para 2012 incluye una caída de las cuantías destinadas a Sanidad, Educación y Familia por debajo de la media en unas cuentas en las que sólo se incrementa la partida destinada a la Consejería de Economía con el fin de fomentar la creación de empleo y recuperar así la senda del crecimiento.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, ha detallado este viernes las cuentas de la Comunidad para el presente año que se registrarán la próxima semana en las Cortes y que se aprobarán a finales de julio en una comparecencia en la que ha insistido en que se trata de un proyecto de presupuesto de marcado carácter social.

De este modo, Herrera ha reiterado que se centra en el mantenimiento del núcleo esencial y centra sus esfuerzos en los servicios básicos como Sanidad, Educación y Servicios Sociales. "Creemos que esto es lo que quieren y esperan los ciudadanos, preservar la calidad y la equidad de los servicios", ha insistido Herrera.

De este modo, ha señalado que las consejerías de Sanidad, Educación y Familia acaparan el 80 por ciento de todo el gasto no financiero, el 94 por ciento de los recursos propios de la Junta. Así, ha detallado que el presupuesto total disponible para las nueve consejerías cae en más de 695 millones de euros —un 8,16 por ciento de media— de los que "sólo" 230 millones afectan a Sanidad, Educación y Familia —un decrecimiento del 3,61 por ciento de media—.

Herrera ha especificado que la única consejería que no sufre una caída de su presupuesto es Economía y Empleo con 606,33 millones de euros, un 3,49 por ciento más que en 2011, que incluye el mantenimiento de los 297 millones de euros para políticas de I+D+i, además de otras medidas como apoyos a empresarios o políticas activas de empleo, donde, como ha apuntado, se ha registrado un "descenso significativo" de las transferencias finalistas del Gobierno.

El presidente de la Junta ha detallado que se refuerzan la líneas de apoyo a las empresas, una partida que aumenta un 35 por ciento en colaboración con la Consejería de Agricultura y Ganadería y alcanza los 412,7 millones de euros. De esta cantidad, el 75 por ciento serán préstamos reembolsables —308,7 millones de euros, de los que 183 han sido aportados por el Banco Europeo de Inversiones— y el 25 por ciento restantes corresponden a subvenciones vinculadas a la inversión.

Asimismo, Herrera ha garantizado el compromiso alcanzado en el marco del diálogo social, por lo que el Presupuesto incluye una partida de 60 millones de euros para recursos a autónomos.

Apuesta por los servicios básicos.

En concreto el gasto no financiero vinculado a las consejerías cae de media un 8,16 por ciento, un porcentaje que se ve reducido hasta el 3,61 por ciento si sólo se analizan las cuantías destinadas a Sanidad, Familia e Igualdad de Oportunidades y Educación y, sin embargo, sufre un incremento hasta el 22,19 por ciento de media si se excluyen estas tres áreas.

En concreto, la consejería que contará con más presupuesto será Sanidad con 3,4 millones de euros, lo que supone un decrecimiento del 0,90 por ciento con respecto a 2011; seguida de Educación con 1,9 millones de euros, un 7,10 por ciento menos, y Familia e Igualdad de Oportunidades con 824,05 millones de euros (un 5,89 por ciento menos).

Tras estas tres se sitúa Economía y Empleo con 606,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,49 por ciento; seguida de Agricultura y Ganadería con 490,7 millones de euros, lo que supone un decrecimiento del 17,69 por ciento y Fomento y Medio Ambiente con 478,05 millones de euros (-21,99 por ciento).

Las consejerías con menor presupuesto para este año son Cultura y Turismo con 133,2 millones de euros y una caída del 22 por ciento con respecto a 2011; Hacienda con 132,2 millones de euros (-7,01 por ciento) y Presidencia con 118,5 millones de euros (-26,82 por ciento).

En este punto y en relación con la Consejería de la Presidencia, encargada de gestionar las políticas de ordenación del territorio, Herrera ha aclarado que esta caída en su presupuesto no obstaculizará el proceso de ordenación iniciado en la Comunidad que, como ha asegurado, tendrá su primera proyección normativa en otoño.

De este modo, ha insistido en durante este ejercicio el proceso no estará vinculado a exigencias presupuestarias, aunque ha aclarado que sí se plasmarán estas políticas en el Presupuesto de 2013, tras lo que ha reclamado la modernización de la financiación local.

Finalmente, las Cortes de Castilla y León contarán con un presupuesto de 25,29 millones de euros (-12,50 por ciento) un ajuste que Herrera ha asegurado que desconoce ya que es consecuencia de las políticas de austeridad que haya puesto en marcha el Parlamento regional, algo que ha agradecido, ya que, además "legitima" a las instituciones de autogobierno ante los ciudadanos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.