No hay buenas noticias para Málaga dado que la provincia "continúa en situación de colapso" y sin perspectiva temprana de crecimiento", según ha indicado el decano del Colegio de Economistas de Málaga, Juan Carlos Robles, quien ha advertido, además, de que han vuelto a empeorar las expectativas de los empresarios después de que se comenzase a apreciar una mejora.

"La situación es muy penosa", ha manifestado Robles durante la presentación del último Barómetro Económico de la Provincia de Málaga, correspondiente al primer trimestre de 2012, el cual prevé "dos o tres ejercicios sin que el empleo comience a recuperarse, y ello dando por sentado que cuando lo haga, será desde una base muy baja".

Para que la actividad económica remonte es necesario generar confianza internacional en los mercados, pues ello atraerá inversiones y financiación a precios "razonables", alimentando también el consumo, ha apuntado el decano. Esta financiación, ha precisado, tiene al final que fluir dentro del territorio español a través de las entidades financieras del país, que tienen que hacer llegar el crédito al sector privado, "que es el motor de la economía". "Hay que darle alas a las empresas", ha dicho.

Sin embargo, éste representa uno de los obstáculos con los que se enfrenta el sector privado. De hecho, durante el primer trimestre de 2012, el crédito ha vuelto a descender un 5,6 por ciento en Málaga, haciendo que se genere menos riqueza y que se contraiga la demanda. Por lo que, como ha subrayado Robles, "hasta que las empresas no tengan acceso al crédito, nada va a crecer".

Otro dato a tener en cuenta en este sentido, ha indicado el responsable de Estudios Económicos de la entidad colegial, Fernando del Alcázar, es la bajada de empresas inscritas en la Seguridad Social, concretamente se han censado 768 menos en términos interanuales.

Pilares de la economía malagueña

La provincia malagueña, que ha registrado una nueva reducción de la inversión pública, así como un descenso en el número de viviendas iniciadas, aunque el precio de las mismas continúa a la baja, cuanta con un sector de "alto" potencial: el turismo, "que es el que nos está salvando", según ha expresado el vicedecano del ente colegial, Antonio Pedraza.

Esta industria continúa presentado datos positivos, pues durante el primer trimestre de 2012 se ha producido un incremento tanto de turistas —4,6 por ciento—, como de alojamientos en hoteles —2,6 por ciento— y pernoctaciones —3,08 por ciento—, lo que ha producido un incremento de la ocupación media hotelera que ha llegado al 40,31 por ciento —en el mismo periodo de 2011 fue del 37,86—.

Sin embargo, los economistas malagueños han alertado en su informe de que aún no se ha abordado el gran problema del turismo en Málaga: su estacionalidad. Por otra parte, han indicado que la competencia en precios se hace "imposible en el marco euro, por lo que la productividad, la calidad y el respeto por el entorno y la seguridad son "imprescindibles".

Han advertido, además, de que en esta temporada el sector servicios no contará con la ventaja competitiva que supusieron las revueltas en el mundo árabe, haciendo que bajara la demanda hacia esos destinos.

Junto al turismo, otro aspecto que está repercutiendo de manera positiva en la economía malagueña son las exportaciones, que han crecido en el primer trimestre de este año. Ello, unido a la bajada de las importaciones, mejora la balanza comercial de la provincia.

La economía provincial, "poco diversificada y con escaso peso industrial", se demuestra "inelástica", ha dicho Pedraza, quien ha destacado el peso de los sectores cíclicos en la estructura productiva malagueña. Como ha explicado, "creamos más empleo con el ciclo al alza, pero destruimos más con éste a la baja".

Reconversión del sector público

Desde el Colegio de Economistas de Málaga han criticado que se estén adoptando medidas "exclusivamente" orientas al recorte del gasto público, como única herramienta para equilibrar el déficit público, y no se acometan iniciativas que impulsen la generación de ingresos a partir del fomento de la actividad económica, la contratación y la iniciativa privada.

En este sentido, han considerado "paradójico" que se estén abordando recortes en sanidad y educación y, sin embargo, no se acometa una reconversión del sector público, "sobredimensionado e improductivo". A juicio de Del Alcázar, España no se puede permitir tener la estructura y el coste estructural que tiene en este momento".

"Si recortamos ese gasto no habrá que subir impuestos, y si no hay que subir impuestos recuperaremos, probablemente, el consumo y la inversión", ha expresado el responsable de Estudios Económicos del Colegio, entidad que se ha mostrado contraria a la subida del IVA propuesta por el Gobierno central dado que lo consideran "desacertado".

Por último, Pedraza ha hecho referencia a la situación en la que se encuentra el sector financiero español, asegurando que "no es comprensible la demagogia que existe en cuanto a la ayuda a los bancos". Para el vicedecano, a las entidades financieras "hay que ayudarles irremediablemente" porque "desproteger el ahorro de la gente sería un problema tremendo".

Consulta aquí más noticias de Málaga.