La Guardia Civil procedió el pasado 22 de mayo a la detención, en la localidad salmantina de Alba de Tormes, de R.G.T., de 56 años de edad y nacionalidad española, como presunto autor material del disparo que acabó con la vida de la empleada de la limpieza de la entidad bancaria atracada el pasado día 4 de mayo en la localidad de Santa Cruz del Retamar (Toledo).

Este segundo detenido ha pasado a disposición judicial en la mañana de este viernes, donde el titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Torrijos ha dictado un auto que establece su prisión provisional, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 4 de mayo cuando produjo un delito de robo con violencia e intimidación en la sucursal bancaria que Caja Rural Castilla-La Mancha posee de la citada localidad.

En la comisión de este delito, dos varones armados con pistolas —mientras un tercero les esperaba en el exterior— entraron en la sucursal intimidando a los empleados que en ese momento se encontraban en la sucursal, entre ellos la fallecida, que trabajaba como empleada de la limpieza.

En el mismo día de los hechos, la Guardia Civil procedió a la detención de la persona que esperaba fuera y que era el encargado de recoger y facilitar la huida de los anteriores.

La Guardia Civil continúa las gestiones para localizar al tercero de los presuntos autores, del que tan sólo ha trascendido que se le conoce por 'Pedro', tratándose de un varón de nacionalidad española de unos 30 ó 35 años de edad y de 1,80 metros de estatura.

Consulta aquí más noticias de Toledo.