La Dirección General de Costas del Ministerio de Medio Ambiente iniciará este lunes, día 28, los trabajos de relleno de la playa de la Magdalena de Santander, que se prevé estén finaliziados el 10 de junio.

Las actividades se realizarán en horario nocturno para evitar interferencias con los usuarios de la playa y en jornadas de 10 horas, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Se moverán 15.420 metros cúbicos de arena desde la zona oeste de Los Peligros, conocida como La Fenómeno, para reponerla en La Magdalena. Un volumen de arena que se suma a los 10.000 metros cúbicos movidos entes de Semana Santa.

La concejala de Medio Ambiente, María Tejerina, ha destacado que este año estos trabajos se acometen "mucho antes de lo habitual", y ha agradecido la colaboración del Ministerio, que "ha tratado el tema con más prontitud que nunca, sensibilizándose de manera especial con la situación del arenal", respondiendo así a la solicitud planteada por el alcalde al secretario de Estado de Medio Ambiente en una reunión mantenida en Madrid.

Asimismo, remarcó la implicación de la Delegación del Gobierno en este asunto, "consciente" como es el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, de la importancia que tiene para la ciudad de Santander, para su imagen turística y para su sector servicios contar con unos arenales "en perfecto estado" de cara a la temporada de verano.

La edil de Medio Ambiente avanzó que Costas pondrá en marcha las operaciones de carga y transporte de arena por medios terrestres este lunes, a partir de las 20.00 horas. Para el 10 de junio está previsto que la playa recuperará su estado habitual, "completamente accesible y segura para el uso y disfrute de vecinos y turistas", manifestó Tejerina.

Proyecto de estabilización

La concejala recordó el acuerdo establecido recientemente entre el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, y el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, para llevar a cabo el proyecto definitivo para la estabilización de las playas de la Magdalena-Peligros.

Un proyecto, actualmente en redacción, que requerirá además de un informe de supervisión en aplicación de la Ley de Contratos del Sector Público.

La solución propuesta por el proyecto se someterá, junto con el estudio de impacto ambiental, a un periodo de información pública que servirá, con el informe del resto de administraciones públicas, para la Declaración de Impacto Ambiental que debe realizar el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En caso de que la declaración sea favorable, se podrá proceder a la licitación de las obras.

La actuación contempla la realización de dos espigones para estabilizar la arena de la playa. Una de estas barreras se construiría al oeste, sumergida, con el fin de evitar la fuga de arena de la playa hacia la zona portuaria. El segundo espigón se levantaría de forma perpendicular y próximo al embarcadero, con el fin de evitar la acción del oleaje que inicia el proceso de erosión.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.