Pie en paquete
Captura del vídeo de The Globe and Mail que muestra a los policías canadienses haciéndose cargo del macabro envío. The Globe and Mail.

La policía canadiense confirmó que un paquete postal recibido el martes en la sede del gubernamental Partido Conservador en Ottawa contenía un pie ensangrentado y que ha localizado una mano en una oficina postal de la capital canadiense.

La policía está investigando si el pie y la mano son parte de un cuerpo que ha aparecido desmembrado en Montreal, a unos 200 kilómetros al este de la capital Ottawa, dentro de una maleta depositada en un montón de basura en la calle.

La policía indicó a través de un comunicado que la macabra sucesión de hallazgos empezó cuando una empleada del Partido Conservador abrió un paquete enviado a la sede del grupo del primer ministro canadiense, Stephen Harper, al mediodía del martes.

En su interior encontró un pie ensangrentado envuelto en una bolsa de plástico.

El periódico The Globe and Mail informó de que fuentes del Partido Conservador revelaron que la caja que contenía el pie estaba decorada con el dibujo de un corazón y que incluía un mensaje.

Imágenes emitidas por las televisiones locales mostraron varios agentes de policía protegidos con trajes para el manejo de sustancias peligrosas y contaminantes entrando en la sede del Partido Conservador y posteriormente otros agentes transportando una bolsa amarilla que supuestamente contenía los restos humanos.

Un torso en Montreal

De forma paralela y casi a la misma hora, el encargado de un edificio de Montreal encontró en el interior de una maleta un torso humano y otras partes corporales.

El conserje decidió abrir la maleta después de que varios vecinos del edificio protestaron por el olor que emanaba de la maleta.

Finalmente, en la noche del martes, la policía localizó en la oficina postal central de Ottawa otro paquete que contenía una mano.

La policía de la capital canadiense indicó que el paquete procedía del mismo lugar que el enviado a la sede del Partido Conservador pero el destino era distinto.

La policía señaló que todavía no sabe si las partes corporales encontradas en Ottawa y Montreal forman parte del mismo cuerpo y dijo que tiene que esperar a los resultados de las autopsias que se están realizando para determinar su origen.

La policía no ha querido especular sobre el posible motivo del envío de estos macabros envíos.