El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no cree que la nacionalización de Bankia influya en la prima de riesgo española, precisamente en una jornada en la que ha alcanzado máximos históricos.

Tras reunirse con el Comité Ejecutivo Nacional del PP, Rajoy ha justificado las actuaciones del Gobierno sobre Bankia diciendo que la alternativa a la inyección de dinero público en Banco Financiero y de Ahorro (BFA)-Bankia "era no hacer nada, dejarla quebrar", lo que hubiera afectado a todo el sector.

El jefe del Ejecutivo no ha revelado exactamente cuál será el proceso de recapitalización de la entidad y ha evitado exigir algún tipo de responsabilidad por su mala gestión. Sí ha indicado que la ayuda pública que se inyectará en la entidad se recuperará cuando esta sea vendida, una vez saneada y recapitalizada.

"No es la primera vez que se mete dinero público en una entidad", ha dicho el presidente del Gobierno, quien ha añadido que el objetivo de nacionalizar Bankia era "garantizar los depósitos de los españoles, sanear la entidad, recapitalizarla y recuperar la confianza de los mercados".

"Siendo como es la primera entidad financiera española" se va a vender y esa inversión se recuperará, ha insistido Rajoy, quien además ha explicado que no se sabrá la cuantía final que aportará el Estado hasta que se conozcan las valoraciones independientes que se llevarán a cabo en la banca española.

Preguntado por si la inyección de dinero público influiría en el déficit, se limitó a responder: "para nada".

Descarta un rescate europeo a la banca española

Además, ha sido tajante al afirmar que "no va a haber ningún rescate con fondos europeos a la banca española" y que "las ayudas —públicas— a la banca no van a repercutir en más recortes".

Sobre las comunidades autónomas, Rajoy ha dicho, tras descartar que Cataluña o cualquier otra institución esté en quiebra, que no van a dejar caer a ninguna autonomía ni tampoco a ninguna entidad bancaria porque de lo contrario "se caería el país".

La de este lunes ha sido la primera comparecencia ante la prensa de Rajoy como presidente del Ejecutivo. Además, ha tenido lugar en la sede del PP en la calle Génova y no en Moncloa, como está estipulado que hagan los presidentes del Gobierno.

Prima de riesgo

Rajoy se ha justificado que con la prima de riesgo en 500 puntos es "muy difícil financiarse" y ha reclamado a Europa resolver la sostenibilidad de la deuda y disipar cualquier duda sobre el euro, dejando claro que se trata de un "proyecto irreversible".   

"El problema es la monumental deuda externa que tenemos los españoles. Y esa es la que hay que refinanciar", ha dicho Rajoy.

Petición a Europa

Rajoy ha hecho además un llamamiento a la Unión Europea para que "disipe cualquier duda sobre el euro" y deje claro que es un "proyecto irreversible", razón por la que ha reclamado una mayor integración fiscal, monetaria y política.

"Es necesaria una apuesta clara, contundente y enérgica", ha dicho el presidente. Rajoy ha afirmado que España apoya con determinación la existencia del euro, porque es fundamental para el futuro del país y de Europa.

En este sentido, ha defendido como uno de los principales retos a los que se enfrenta Europa la fijación de objetivos claros encaminados a conseguir la integración fiscal, monetaria y política, un debate que considera que ha de estar al mismo nivel que el planteado con la puesta en marcha de la moneda única.