El secretario general de la ONU, Kofi Annan (izq), es recibido por el primer ministro israelí, Ehud Olmert (dcha), en la residencia del dirigente israelí en Jerusalén
El secretario general de la ONU, Kofi Annan (izq), es recibido por el primer ministro israelí, Ehud Olmert (dcha), en la residencia del dirigente israelí en Jerusalén (EFE/Amos Ben Gershom) EFE/Amos Ben Gershom

El secretario general de la ONU, Kofi Annán, continúa con su gira por Oriente Próximo que desde ayer le lleva a Israel, donde se reunirá a lo largo de esta mañana con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, su viceprimer ministro, Shimón Peres, y la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.

Annan considera vital el levantamiento del bloqueo israelí sobre Líbano

Annan trata con estas reuniones de eliminar los obstáculos para que se establezca una "paz duradera", si bien Israel ya ha dejado claro que mantendrá sus tropas en Líbano hasta que se haya desplegado la ONU.

A este respecto, Annan anunció ayer que en pocos días las fuerzas de la ONU sobre el terreno habrán llegado a los 5.000 soldados.

Dos de estas dificultades, el bloqueo israelí al Líbano y el secuestro de dos soldados israelíes por la milicia libanesa Hizbulá, y ocupan gran parte de las conversaciones que Annan está manteniendo con los líderes israelíes.

Annan señaló al llegar a Israel que ningún otro país ha violado hasta ahora tanto el acuerdo de alto el fuego como Israel, que ha llevado a cabo varias incursiones en el Sur de Líbano desde que entró en vigor el cese de hostilidades, hace 15 días, alegando que las fuerzas de la ONU y libanesas no impiden el tráfico de armas.

Reunión con Peretz

El secretario general de la ONU se reunió ayer con el ministro israelí de Defensa, Amir Peretz, a quien le dijo que considera la cuestión de los soldados uno de los asuntos "centrales" en el proceso de aplicación de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad que fija las condiciones del alto el fuego.

Asimismo, abogó ante Peretz por un levantamiento del bloqueo marítimo y aéreo que Israel mantiene sobre Líbano y que, dijo a la prensa, debe cesar lo antes posible "para permitir al Líbano retomar sus actividades comerciales y reconstruir su economía".

Israel insiste en la liberación de sus dos soldados secuestrados por Hizbulá
Peretz contestó diciendo que esperaba que se pueda encontrar "una vía" para levantar el bloqueo lo antes posible, pero sin entrar en detalles sobre el plazo o las condiciones.

Hasta ahora el Gobierno israelí ha insistido en que sólo podrá levantar el bloqueo cuando una fuerza internacional controle todas las fronteras de Líbano para evitar el contrabando de armas de Siria a la milicia chíi, pero el Gobierno libanés afirma que su Ejército se basta para controlar sus fronteras.