La policía de Gibraltar ha vuelto a hostigar esta noche a cinco pesqueros de Algeciras que, pese a los incidentes de este miércoles, han vuelto a salir esta noche a faenar a la zona en conflicto.

Se trata de la zona en la que Gibraltar no permite echar redes Los pesqueros -tres de los que salieron la pasada jornada y otros dos más- han salido del puerto de Algeciras sobre las 21.30 de la noche escoltados por dos patrulleras de la Guardia Civil y se han dirigido a la bocana sur del puerto de Gibraltar.

Se trata de la zona en la que Gibraltar no permite echar las redes y en la que el miércoles ya se produjo otro rifirrafe entre las patrulleras de la colonia británica, la Guardia Civil y los pescadores.

Esta noche, antes siquiera de que prendieran el lucero con el que iluminan el mar para echar las redes, los pescadores han visto las luces de emergencia de las patrulleras gibraltareñas, que inmediatamente se han posicionado a su alrededor.

"Con la misma agresividad que el miércoles"

Según ha relatado uno de los pescadores que está a bordo del "Unión Vázquez Blanco", las patrulleras gibraltareñas han llegado "con la misma agresividad de ayer", haciendo "maniobras peligrosas", cruzándose entre los pesqueros y dando vueltas a su alrededor a gran velocidad, hasta el punto que, al parecer, han llegado a tocar en la popa a uno de los barcos.

Los cuatro pesqueros desistieran de faenar en la zona a la una de la madrugada Poco a poco, las cuatro embarcaciones de la Royal Gibraltar Police han ido suavizando su actitud, según los pescadores, que esta noche dicen que no han llegado a vivir momentos de tanto peligro como los de la noche anterior.

En ese momento las patrullas gibraltareñas han comenzado a "pegar motorazos" para hacer ruido con los motores de sus embarcaciones y espantar la pesca. "Son profesionales de la mar y saben que con tanto ruido es imposible pescar", ha explicado el mismo pescador.

Sobre las doce de la noche, uno de los pesqueros abandonó la zona para irse a trabajar a otra latitud, mientras que otros tres han llegado a echar las redes, momento en el que las patrullas de la RGP han vuelto a hacer maniobras de acercamiento y a hacer ruido con sus motores. La imposibilidad de pescar en esas condiciones, unido al cambio de marea, han hecho que finalmente los cuatro pesqueros desistieran de faenar en la zona y cerca de la una de la madrugada han optado por intentarlo en mitad de la Bahía de Algeciras.

Un conflicto desatado en marzo

Las patrulleras han llegado a tocar en la popa a un barcoFuentes del sector pesquero han señalado que, tras los incidentes del miércoles que elevaron mucho la tensión en el conflicto desatado el pasado mes de marzo, los pescadores, patronos y armadores han estado todo el jueves dudando si salían o no al caladero en conflicto. "Han decido ir porque no quieren perder el caladero y porque se sienten amparados por la Guardia Civil", subrayan las mismas fuentes.

El conflicto pesquero, que ha puesto de nuevo en evidencia el litigio sobre las aguas que rodean al peñón, comenzó el pasado mes de marzo, cuando el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, decidió romper el acuerdo por el que, desde 1999, los pesqueros de La Línea y de Algeciras podían faenar en aguas próximas a la colonia británica.

Picardo ha esgrimido que ese acuerdo era ilegal porque iba contra una ley mediambiental local anterior de 1991, que prohíbe faenar con cualquier tipo de redes.