Hollywood cambia el apellido a Mel Gibson, ahora lo llaman "El Monstruo"

Las claves:
  • El actor ha ingresado en un centro de desintoxicación.
  • Tras los insultos proferidos durante su arresto por conducir presuntamente ebrio, Hollywood sólo habla hoy de "Mel el monstruo".
Mel Gibson (© Korpa)
Mel Gibson (© Korpa)
© Korpa
Así es cómo le apodaron hace más de 20 años en el rodaje de "Mr. Soffell", cuando la estrella de "Lethal Weapon" o "Braveheart" protagonizó en Canadá su primera detención por
conducir borracho.

El apodo vuelve a una industria y unos medios de comunicación preocupados no tanto por la recaída de una estrella que desde entonces parecía rehabilitada, sino por las circunstancias que, aparentemente, rodearon la detención.

Ingreso en una clínica de desintoxicación

El actor, productor y director estadounidense está ingresado en un centro de desintoxicación, tras su detención el viernes por conducir supuestamente ebrio, informó la revista "Star".

La revista cita las declaraciones del portavoz de la estrella, Alan Neirob, aunque no especifica ni el momento ni el lugar de su ingreso.

No escatimó insultos

La estrella se ha visto obligada a emitir un comunicado en el que pide disculpas por su detención y por su comportamiento en esos momento.

Y es que, según la página de Internet TMZ.com, en el momento del arresto Gibson, padre de siete hijos junto a su esposa, Robyn, increpó a una mujer policía llamándola despectivamente "senos jugosos".

A James Dee, el policía que le dio el alto, -siempre según esa página- le espetó la amenazante frase de "te vas a arrepentir de hacerme esto" antes de añadir que él era "el dueño de Malibú".

Pero lo que más ha dolido en una industria en la que gran número de ejecutivos son judíos fue el supuesto tono antisemita de sus insultos. Gibson, según esta versión, culpó a los judíos de "todas las guerras del mundo".

Posible trato de favor

Lo curioso del caso es que, aunque TMZ.com da cuenta, con pelos y señales, de todo el aparente desarrollo de la conversación, la página del departamento del sheriff eliminó todos estos detalles -que en cualquier otra detención hubieran sido públicos- indicando que el arresto transcurrió "sin incidentes".

En declaraciones al periódico "Los Angeles Times", el sheriff Lee Bacca no desmintió los supuestos comentarios de Gibson, pero aseguró que no se trataba de un intento de la Policía de encubrir a la estrella, quien en el pasado se ha caracterizado por sus generosas donaciones a este cuerpo.

"Nuestro trabajo no está enfocado en lo que dijo, sino en establecer los niveles de alcohol cuando conducía", aclaró Bacca.

En el arresto, los niveles de alcohol en la sangre de Gibson eran del 0,12 por ciento, por encima del límite legal de 0,08 por ciento, según los documentos publicados por la oficina del sheriff.

A 160 y con tequila

Además, el actor llevaba en el Lexus LS que conducía a más de 160 kilómetros por hora una botella de tequila.

¿Un católico antisemita?

Pero si la industria de Hollywood puede pasar por alto esos detalles, es más complicado que se olvide, si resultan ciertos, de los comentarios antisemitas de Gibson.

Hace dos años, las acusaciones de antijudío ya le salpicaron con el estreno de "The Passion of the Christ", criticado en algunos círculos como un filme que fomentaba el odio contra este pueblo.

El actor practica un catolicismo ultraconservador y su padre hizo declaraciones que ponían en duda la existencia de los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, en aquel entonces Gibson afirmó con rotundidad que él no era antisemita.

"El racismo está en contra de los pilares de mi fe", afirmó hace dos años en televisión a la periodista Diane Sawyer.

Gibson insiste ahora en su disculpa pública que dijo e hizo cosas durante su arresto que no cree y que son "despreciables".

"Estoy profundamente avergonzado por todo lo que he dicho y me disculpo ante todos los que he ofendido", señala el comunicado.

Gibson ha perdido sus apoyos

Sin embargo, la disculpa no ha conseguido acallar hoy ni a las organizaciones judías ni tampoco a las asociaciones cristianas conservadoras que hasta ahora le apoyaban.

Tanto el judío Abraham Foxman, de la Liga contra la Difamación, como el foro del grupo de cristianos ultraconservadores FreeRepublic.com coinciden hoy en los mismos términos: "Gibson ha mostrado su verdadero rostro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento