La protesta 'indignada' contra el BCE continúa en Fráncfort pese al fuerte dispositivo policial

  • Convocada a través de redes sociales, la acción 'Blockupy' comenzó el pasado miércoles en Fráncfort con la asistencia de centenares de personas.
  • La Policía protege la sede del Banco Central Europeo y el resto de posibles objetivos alternativos, como la Bolsa y sedes de los grandes bancos privados.
  • Para el sábado se espera una gran manifestación.
Un manifestante disfrazado de payaso participa en la protesta anticapitalista en Fráncfort (Alemania).
Un manifestante disfrazado de payaso participa en la protesta anticapitalista en Fráncfort (Alemania).
EFE/Andreas Arnold

La protesta indignada Blockupy en Fráncfort a las puertas de la sede del Banco Central Europeo continúa este viernes pese a la prohibición de toda manifestación en la zona y el operativo policial establecido en el centro de la ciudad.

Varios grupos de personas empezaron a concentrarse a primera hora de la mañana en las inmediaciones de la estación ferroviaria, mientras un férreo cordón antidisturbios protegía tanto la sede del Banco Central Europeo como al resto de posibles objetivos alternativos de los concentrados, como la Bolsa y sedes de los grandes bancos privados.

La policía informó de primeros conatos de sentadas y acciones de bloqueo en un puente sobre el río Meno, mientras varios grupos de centenares de manifestantes trataban de burlar el cerco policial, lo que derivó en algunos encontronazos con los antidisturbios.

Varios centenares de manifestantes comenzaron el pasado miércoles con estas acciones, aunque el jueves fueron desalojados. Para el sábado se espera una gran manifestación, convocada a través de redes sociales, que según los organizadores podría congregar a unos 30.000 participantes.

Las autoridades de Fráncfort han dispuesto un contingente policial de unos 5.000 agentes en previsión de incidentes con los manifestantes, especialmente los denominados "autónomos" o Bloque Negro de radicales dispuestos a la violencia.

Fuentes policiales indicaron que hasta Fráncfort se habían desplazado al menos tres autocares con manifestantes procedentes de Berlín y Hamburgo, entre cuyo pasaje se detectó la presencia de grupos de "autonómos".

El mismo miércoles, el Tribunal Constitucional prohibió tales acciones y recordó que el veto quedaba vigente hasta el viernes para cualquier tipo de protesta en Fráncfort. Los indignados, de varios países europeos, se manifiestan, entre otras cosas, contra el poder de los bancos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento