La sequía exprime las cataratas de Iguazú

Las claves 
  • La peor sequía en 20 años reduce el cauce de las cataratas.
  • Las de Iguazú, entre Brasil y Argentina, tienen un caudal normal de 1,5 millones de litros.
  • Ahora sólo llevan unos 350.000 litros de agua
Las cataratas de Iguazú, antes y después de la sequía. (Reuters)
Las cataratas de Iguazú, antes y después de la sequía. (Reuters)

La peor sequía en 20 años ha reducido drásticamente el cauce de las cataratas de Iguazú: el normal estruendo de las cataratas más grandes de Sudamérica se ha visto reducido a unos hilos de agua que está decepcionando a los turistas.

Las cataratas normalmente tienen un cauce de entre 1,3 y 1,5 millones de litros de agua. Ahora sólo llevan unos 350.000 litros.

"La situación volverá a la normalidad en septiembre", ha declarado a Reuters el investigador brasileño Rafael Langwinski. En esa época, el regreso de la estación de lluvias llenará de nuevo el cauce del Iguazú.

Localizadas en la frontera entre Argentina y Brasil, las de Iguazú está formada por hasta 275 saltos de agua, algunos llegan a los 70 metros de altura.

El fenómeno ha originado la cancelación de centenares de excursiones turísticas . Ello podría causar pérdidas de hasta 10 millones de euros, según el diario mexicano Yucatán hoy.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento