Feijóo pide hacer del gallego "una herramienta de unidad" y "tenerlo como una lengua capaz de hermanarse con las demás"

"El gallego fue nuestra gran autovía, cuando las infraestructuras eran aún incipientes", proclama ante jóvenes y dirigentes del PPdeG
Ofrenda En El Panteón De Galegos Ilustres De Feijóo Y NN.XX.
Ofrenda En El Panteón De Galegos Ilustres De Feijóo Y NN.XX.
EUROPA PRESS

El líder del PPdeG y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha llamado este miércoles a hacer del gallego "una herramienta de unidad y libertad, útil en el trabajo, en las relaciones sociales y en las nuevas tecnologías" y a tener el idioma "como una lengua capaz de hermanarse con todas las demás, que no excluye sino que incorpora".

Lo ha proclamado tras la ofrenda floral realizada, con motivo del Día das Letras Galegas, en el Panteón de Galegos Ilustres, a dónde acudió acompañado de jóvenes de Novas Xeracións (NN.XX.) y donde leyó un manifiesto en el que se hizo eco de las "penalidades" atravesadas por la cultura y la lengua de Galicia a lo largo de los siglos, para añadir que, aún así, no siguieron "el triste final" de otras que se desvanecieron "sin dejar más que un breve recuerdo".

"Nuestra cultura, nuestra lengua, están vivas", ha sentenciado el jefe de filas del PPdeG, para añadir que hay que preguntarse "por qué Galicia consigue con sus señales de identidad lo que otras comunidades no lograron".

"La primera respuesta está aquí", ha respondido, antes de recordar que "siempre hubo gallegos insignes que no se rindieron delante de las fatalidades". Gallegos, ha rememorado el presidente, que sabían que "perder el tesoro" del idioma propio era como perder "una parte de la propia alma.

Por ello, ha añadido, "lucharon por él, lo reivindicaron" y rescataron del pueblo "palabras que estaban condenadas a la muerte", haciendo con ellas una cultura "capaz de traspasar el tiempo". Su logro, ha interpretado el presidente, fue "un milagro fruto del empeño por un ideal hermoso".

El "peor" enemigo de la lengua

Según Feijóo, la segunda respuesta está "fuera", en la "sociedad", en todos los gallegos "anónimos" que sintieron que el idioma era "un vínculo que no podían romper jamás". Así, ha defendido, "lo cuidaron lo mejor que sabían" se lo llevaron a la emigración como una propiedad de "inapreciable" valor, transmitiéndolo "a generaciones posteriores".

"Esos millones de gallegos no están aquí, pero meten también un panteón en nuestra memoria. Formaron un ejército invisible y pacífico conjurado para la supervivencia de nuestra cultura", ha aseverado, para añadir que la tercera respuesta está "en los que se esforzaron en hacer de la identidad cultural un puente y no un muro".

No en vano, ha advertido de que no hay "peor enemigo de la lengua" que quien la utiliza "para separar, para establecer lindes o diferencias". Y es que, a su entender, las lenguas que se usan "como herramientas de división" acaban "suicidándose". "Perduran las que son guardadas con cariño por un pueblo que quiere sentirse unido", ha esgrimido.

"nuestra gran autovía"

En la lectura del manifiesto, ha hecho hincapié también en el valor del gallego como elemento de acercamiento. "Aproximó a gallegos alejados. Transformó en comunidad a hombres y mujeres separados por la geografía. El gallego fue nuestra gran autovía, cuando las infraestructuras eran aún incipientes", ha esgrimido.

Ahora, ha continuado, se vive "en un mundo global" diferente al que conocieron los antepasados y Galicia recibe "innumerables influencias culturales". Según Feijóo, dichas influencias "enriquecen" a los gallegos, pero aún así, los ciudadanos de la comunidad tienen "el derecho y el deber" de que se escuche "su voz".

"Nosotros también podemos influir. Podemos estar en el mundo globalizado despersonalizados o con nuestra propia idiosincrasia, aportando los innumerables valores de los que hicieron acopio nuestros padres y abuelos", ha contrapuesto, antes de asegurar que su postura ante esta elección está "clara".

"Tenemos que decidir y nuestra decisión está clara. La queremos dejar patente en este 17 de mayo. Galicia está y estará en el mundo tal como es, hablando lo que habla y desempeñando su papel entre los demás pueblos de España, de Europa y del mundo", ha aseverado.

"herramienta de libertad"

De este modo, ante el reto que el gallego tiene por delante, ha pedido a los suyos actuar como "agentes activos" y hacer del idioma "una herramienta de unidad y libertad". "Ved en él una parte importante de vosotros que os ayuda a conectar con el pasado y con el futuro", ha pedido.

"Tened el gallego como una lengua capaz de hermanarse con todas las demás, que no excluye sino que incorpora", ha agregado, antes de defender que dar estos pasos supondrá continuar "una tarea de siglos" protagonizada "por gallegos ilustres y anónimos".

"No podemos interrumpirla porque en ella está también nuestro destino como pueblo unido, singular y universal", ha concluido Feijóo.

OFRENDA

En el acto de ofrenda en honor a Rosalía de Castro, que acogió la Iglesia de San Domingos de Bonaval y que culminó con la lectura del manifiesto y el Himno de Galicia, participó un numeroso grupo de jóvenes de Novas Xeracións (NN.XX.), encabezados por su líder, Javier Dorado.

También se sumaron destacados dirigentes del PPdeG como su secretario general, Alfonso Rueda; su portavoz, Antonio Rodríguez Miranda; su portavoz parlamentario, Pedro Puy; la jefa del Legislativo, Pilar Rojo; y el vicepresidente primero de la Cámara, Miguel Santalices, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento