Los sindicatos han exigido este martes en la reunión de la mesa laboral de Banca Cívica que se convoque la mesa que debe negociar las condiciones laborales de los trabajadores de esta entidad que van a integrarse en Caixabank, así como los que se vean afectados por la reestructuración.

Fuentes de la representación laboral han señalado a Europa Press que esta mesa debería reunirse antes de las asambleas de las cuatro cajas que integran Banca Cívica —Cajasol, Caja Burgos, Caja Canarias y Caja Navarra— para aprobar la integración en Caixabank, el próximo 22 de mayo.

Asimismo, han señalado que la entidad ha mantenido las ideas de movilidad geográfica forzosa y las suspensiones de contratos forzosas, al tiempo que han criticado el poco avance en este apartado al "no presentar datos concretos" al respecto.

"El plazo se agota y tenemos poco plazo y debemos abordar ya todos los temas", han explicado, a lo que han añadido que no quieren "medidas forzosas" sino "voluntarias" para la plantilla que tenga que sufrir una reestructuración.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.