Agentes de la Policía Nacional detuvieron a una mujer de 39 años de edad por enfrentarse a otro paciente en la sala de espera de un centro de salud de Gijón y amenazar con matarlo. La mujer tenía antecedentes por amenazas y atentado.

Los hechos sucedieron el día 6 sobre las 21.30 horas en el ambulatorio del Llano, donde los agentes acudieron tras recibir varias llamadas que señalaban que una mujer se encontraba muy agresiva y quería lesionar a un varón que estaba en la sala de espera, al que acusaba de haber agredido a su hijo.

Los Policías trataron de dialogar con ella y calmarla, informándole de la posibilidad de interponer una denuncia si los hechos cometidos por la persona que acusaba eran delictivos, pero ella se negaba a atender a los agentes y quería entrar en la consulta donde estaban atendiendo a esta varón porque quería acabar con su vida.

Ante tales manifestaciones, los Policías le pidieron que se identificara y explicase las razones de este enfrentamiento, pero ella se negó a obedecerles y no cesó de empujarles mientras chillaba y obstaculizaba el normal funcionamiento del centro médico.

Finalmente, fue detenida porque acometía con virulencia a los efectivos policiales y trasladada posteriormente a un centro hospitalario para asegurar su integridad física ya que amenazaba con autolesionarse y golpearse contra la pared o contra el vehículo policial.

En Comisaría manifestó no conocer a la persona a la que amenazaba y alegó no acordarse de nada de lo sucedido, por lo tanto negó haberse enfrentado a los agentes y haber hecho manifestaciones sobre una posible agresión a su hijo. También dijo estar en tratamiento médico por depresión y esa tarde haberlo mezclado con alcohol por lo que se había descontrolado y había actuado fuera de sí.

Consulta aquí más noticias de Asturias.