Un libro condensa los cuarenta años de colaboración entre Bowie y el fotógrafo Masayoshi Sukita

  • Una publicación de lujo reúne 350 retratos del músico desde 1972.
  • Sukita lleva haciendo fotos de Bowie desde la época de 'Ziggy Stardust'.
  • El cantante y compositor inglés ha colaborado en la edición, que será de solamente 2.000 ejemplares, todos con autógrafos de Bowie y Sukita.
Bowie antes de un concierto en Nueva York, retratado por Sukita
Bowie antes de un concierto en Nueva York, retratado por Sukita
Masayoshi Sukita - Genesis Publications

"Es duro para mí aceptar que Sukita lleva fotografiándome desde 1972, pero  así es... Ojalá esos clics sigan hasta la eternidad". David Bowie, retirado del mundo y sus ruidos desde el ataque al corazón que sufrió en 2004, ha asomado la voz para declarar, mediante un comunicado de prensa, su fidelidad y cariño por el fotógrafo que más le ha retratado, el japonés Masayoshi Sukita.

"¡Son tantos años! Pero no se acaban aquí. Estoy deseando ver los años que vendrán", ha respondido Sukita, que hizo la primera foto del músico en 1972, hace ahora 40 años, cuando Bowie sacudió al mundo con su personaje escénico Ziggy Stardust, una especie de alienígena andrógino cuyo pelo rojo estaba inspirado en una foto firmada por Sukita que el músico había visto en una revista.

Las cuatro décadas de colaboración han generado el libro Speed of Life (La velocidad de la vida, título de una de las canciones de Bowie). El tomo, editado este mes por la editorial inglesa Genesis Publications, contiene 350 fotos del músico realizadas por Sukita, que ha revisado a conciencia sus archivos rescatando una gran cantidad de imágenes que nunca se habían difundido.

450 euros el ejemplar

Speed of Life es un libro-objeto de precio muy elevado: 360 libras esterlinas (unos 45o euros). Sólo se han impreso dos mil ejemplares en papel de alta calidad, todos ellos se venden firmados a mano por el fotógrafo y el músico y el libro viene dentro de un estuche en cuyo diseño ha participado Bowie, que eligió la piel de color turquesa del forro. Se adjunta un single de vinilo de siete pulgadas con las dos partes de la canción It's No Game, editada por el músico en 1980.

La obra, en edición bilingüe inglés-japonés, explora la influencia que ha tenido la cultura del país asiático y sus tradiciones culturales en la carrera de Bowie, que siempre se ha reconocido en deuda con el teatro tradicional kabuki para la creación de sus puestas en escena y personajes estilizados y simbólicos. Sukita, que también se dedica al diseño y la escenografía, ha colaborado con el músico en algunos de sus personajes artísticos.

La primera sesión de trabajo entre ambos artistas ocurrió en agosto de 1972, cuando Sukita, que se dedicaba a la fotografía tradicional de moda, visitó Londres y entró en contacto con Bowie, a quien retrató durante las giras de Ziggy Stardust de 1972 y 1973. Las fotos de Sukita aparecieron como reportaje en una revista de Japón, abrieron las puertas a las primeras actuaciones de Bowie en el país (1973) y despertaron una fiebre cercana a la idolatría que nunca se ha apagado.

El intercambio artístico dio paso a una amistad que aún perdura y de la que figuran muchos ejemplos en el libro. También aparecen los descartes de las sesiones para los dos discos de Bowie en cuyas carpetas hay fotos de Sukita, Heroes (1977) y Tin Machine (1988).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento