Julie y Hillary Goodridge y otras seis parejas de gays y lesbianas presentaron una demanda en Massachusetts por el derecho al matrimonio y ganaron cuando el alto tribunal de ese estado falló a su favor por un estrecho margen en 2003.

Su demanda ayudó a propagar un debate nacional sobre el matrimonio gay.

Las mujeres 'se han separado de forma amigable', dijo Mary Breslauer, una portavoz de la pareja. 'Como siempre su máxima prioridad es criar a su hija, y como otras parejas demandantes en este caso, hicieron una enorme contribución a la causa de la igualdad en el matrimonio. Pero ya no están en el centro de la opinión pública, y piden que su privacidad sea respetada'.

No han presentado demanda de divorcio.

Julie y Hillary Goodridge se casaron el 17 de mayo de 2004, el primer día que se permitieron estas bodas, en una festiva ceremonia a la que asistieron docenas de periodistas.

La noticia de su separación ha entristecido a muchos de los que las ayudaron en su lucha por el derecho al matrimonio. 'Estamos muy tristes por ellas', dijo Carisa Cunningham, una portavoz de la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación.

Dos estados -- Connecticut y Vermont -- han legalizado las uniones civiles entre personas del mismo sexo. California, Hawai, Maine, Nueva Jersey y Washington, D.C. ofrecen a las parejas homosexuales los mismos derechos como pareja.

El debate sobre el matrimonio gay ha vuelto a calentarse en Massachusetts después de que el Tribunal Supremo del estado decidiese la semana pasada que se puede someter a votación prohibir las uniones homosexuales.

Si una mayoría de diputados de la asamblea del estado aprobasen la medida, la cuestión se sometería a un referéndum popular en 2008.