Peugeot cerró el pasado mes de abril como líder del mercado automovilístico español en abril, con un volumen de ventas de 5.018 unidades, lo que supone un descenso del 9,4%, mientras que el C4 de Citroën fue el modelo más popular, con 2.550 unidades, un 36,4% más, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam).

La segunda marca que más coches vendió en España en abril fue Citroën, con un volumen de 4.838 unidades, un 2,7% más, seguida de Volkswagen, con 4.819 unidades, un 35,9% menos, de Seat, con 4.762 unidades, un 33,6% menos, y de Ford, quinta, con 3.894 unidades, un 24,7% menos.

La sexta plaza por volumen de matriculaciones en abril fue para Opel, con 3.876 unidades, un 25,9% menos, por delante de Renault, con 3.732 unidades, un 7,9% menos, de Audi, con 3.052 unidades, un 0,7% menos, de Toyota, con 2.653 unidades, un 29,3% menos, y de Hyundai, que se mete en el 'top ten' con 2.361 unidades, un 32,4% menos.

En el primer cuatrimestre, el líder del mercado fue Volkswagen, que matriculó 23.479 unidades, un 4,4% menos, y después se situaron Peugeot, con 20.888 unidades, un 0,9% menos, Citroën, con 20.831 unidades, un 2,6% más, Seat, con 20.432 unidades, un 20,8% menos, y Ford, con 20.358 unidades, un 10,6% menos.

Por detrás de éstas se establecieron Opel, con 17.817 unidades (-15,3%), así como Renault, con 16.982 unidades (-8,6%), Audi, con 13.632 unidades (+0,4%), Toyota, con 13.552 unidades (-1,8%), y Nissan, con 13.397 unidades (-10,2%). C4,

Líder por partida doble

Por otro lado, el Citroën C4 fue el modelo más vendido durante el pasado mes de abril, con un total de 2.550 unidades, y también se convirtió en el automóvil más demandado en el acumulado del año hasta el mes pasado, con 11.498 unidades, un 33,6% más.

El segundo coche más vendido en abril fue el Seat Ibiza, con 2.281 unidades, un 26,3% menos, seguido del Renault Mégane, con 1.996 unidades, un 10,69% menos, del Volkswagen Polo, con 1.568 unidades, un 19,9% menos, del Peugeot 207, con 1.452 unidades, un 29,2% menos, y del Citroën C3, con 1.438 unidades, un 15,4% menos.

Por detrás se situaron el Nissan Qashqai, con una cifra comercial de 1.356 unidades (-28,6%), además del Opel Corsa, con 1.339 unidades (-43,6%), el Peugeot 308, con 1.275 unidades (-20,91%), y el Volkswagen Golf, con 1.240 unidades (-44,7%).

Tras el Citroën C4, el Seat Ibiza fue el automóvil más vendido en España en los cuatro primeros meses de 2012, con 10.535 unidades, un 5,33% menos, por delante del Renault Mégane, con 9.775 unidades, un 5,63% menos, del Nissan Qashqai, con 8.386 unidades, un 5,02% menos, y del Volkswagen Polo, con 7.083 unidades, un 0,17% menos.

La quinta plaza por volumen de ventas fue para el Peugeot 207, del que se entregaron 6.833 unidades (-14,2%), seguido del Opel Corsa, con 6.587 unidades matriculadas (-11,7%), del Peugeot 308, con 6.305 unidades (+3,53%), y del Ford Fiesta, con 6.302 unidades (-18,9%).

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.