La alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, ha asegurado que no cree que Castilla-La Mancha vaya a ser intervenida por el Gobierno de Mariano Rajoy porque va a cumplir "íntegramente" su plan de ajuste y su Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos "para mejor servicio y beneficio de nuestra tierra y de nuestros ciudadanos".

En una entrevista en Radio Castilla-La Mancha, recogida por Europa Press, la alcaldesa ha defendido que el Gobierno de María Dolores de Cospedal está cumpliendo "perfectamente" sus deberes, ajustando las cuentas que necesita la región y "por fin" poniendo "sensatez" a la hora de gastar.

De otro lado, la alcaldesa ha dicho que no se cree los cálculos de la Fundación Ideas, que dirige el exministro de Trabajo y Asuntos Sociales del PSOE, Jesús Caldera, estimando que a final de año en Castilla-La Mancha se habrán perdido 45.000 empleos.

"Me parece que en este asunto el PSOE tiene muy poca credibilidad, porque lo único que han sido capaces desde el Gobierno ha sido de generar paro, paro y paro y no plantear ninguna medida que de verdad pudiera poner soluciones a esta situación", ha señalado.

Según la alcaldesa, "si de verdad se les hubiera visto, al menos, la intención de querer solucionar este problema, tal vez podrían tener ahora algo de credibilidad".

Dicho esto, Romero ha acusado a los socialistas de "mirar hacia otro lado, no hacer nada y no plantear ninguna medida que favoreciera la creación de empleo" y ha asegurado que ahora es "muy fácil" estar en la oposición, criticar y achacar al Gobierno del PP lo que ellos han creado durante los ochos años que han gobernado este país.