Zidane, que se ha retirado del fútbol profesional, ha sido multado con 7.500 francos suizos (unos 4.780 euros) y ha sido penalizado con tres partidos de suspensión por un comité disciplinario tras su cabezazo a Materazzi, que le costó la roja en el partido.

Como ya no va a ser futbolista profesional, el francés se ofreció suplir la sanción con servicios a la comunidad como parte de sus actividades humanitarias, una propuesta que el comité aceptó.

El defensa italiano, que admitió haber insultado a Zidane, provocando su cabezazo, fue sancionado con dos partidos y una multa de 5.000 francos suizos (unos 3.100 euros).

Las sanciones serán aplicadas en partidos internacionales, por lo que Materazzi se perderá los dos encuentros de la fase de clasificación para la Eurocopa de 2008, el primero contra Lituania el 2 de septiembre e, irónicamente, contra Francia el 6 de septiembre.

Materazzi se perderá los dos primeros compromisos de la selección italiana en las eliminatorias de la Eurocopa 2008, el 2 de septiembre frente a Lituania y el 6 del mismo mes, irónicamente, contra Francia.

El francés de 34 años permaneció el jueves alrededor de 90 minutos en la sede de la FIFA en medio de un enjambre de unos 50 periodistas. Además, un puñado de simpatizantes, vestidos con camisetas de la selección francesa, se acercó hasta el lugar para brindar su aliento al futbolista y respaldarlo con cánticos.

INDIGNACIÓN EN ITALIA

La reacción en Italia fue de indignación.

Paolo Maldini, capitán del AC Milan y ex capitán de la selección, dijo que 'es escandaloso suspender a un jugador por haber dicho algo. Es la primera vez que ocurre y es sólo porque Materazzi es italiano, y porque querían justificar la acción de un gran campeón pero que estaba equivocado'.

La FIFA dijo en un comunicado: 'Zinedine Zidane ha acordado efectuar tareas comunitarias con niños y jóvenes. Como Zidane se ha retirado ahora del fútbol internacional, el comité tomó nota del compromiso de Zidane de realizar trabajos comunitarios con niños y jóvenes, como parte de las actividades humanitarias de la FIFA.'

'En sus declaraciones, ambos jugadores subrayaron que los comentarios de Materazzi habían sido ofensivos, pero no de naturaleza racista', agregó.

'Durante el transcurso de sus audiencias, ambos jugadores también se disculparon ante la FIFA por su comportamiento inapropiado y expresaron su pesar por el incidente', agregó el organismo con sede en Suiza.

El portavoz de la FIA Andreas Herren señaló que lo dicho 'quedará en privado'.

/Por Mark Ledsom/.*.