El PRC del Ayuntamiento de Torrelavega ha reclamado este martes al equipo de Gobierno una reunión monográfica y "urgente" sobre el funcionamiento del servicio municipal de transporte urbano.

En una nota de prensa, el portavoz regionalista, Pedro García Carmona, ha justificado esta petición por las "deficiencias" denunciadas por los trabajadores del servicio en un escrito remitido a los grupos municipales el pasado 2 de mayo.

Según ha explicado, entre otras "deficiencias", los trabajadores advierten de la falta de un reglamento de funcionamiento; denuncian pausas dentro de la jornada que no se hacen; jornadas de más de nueve horas y media, sin ningún descanso, e instalaciones que no cumplen con las mínimas condiciones de seguridad, habitabilidad y seguridad.

Además, alertan de la inexistencia de retén y de la "intención" de la empresa de que el personal de la grúa se encarge de éste.

Por otra parte, señalan que los relevos se están efectuando con los vehículos particulares y critican la inexistencia de calendario laboral o valoración de rutas mal hechas.

Así, han pedido a los grupos de la Corporación que se "vigile" el cumplimiento del pliego de condiciones y que se adopten medidas cautelares oportunas para hacer cumplir el mismo.

García Camona ha manifestado el "apoyo" de su grupo a las demandas de los trabajadores y ha recordado que, desde que comenzó a prestarse el servicio de transporte urbano, el PRC ha denunciado "deficiencias" y "exigiendo" al equipo de gobierno medidas correctoras, pero "sin éxito".

Han criticado que, desde el equipo de Gobierno, han obtenido "la callada por respuesta" y dando la sensación que quieren "ocultar los problemas en vez de atenter las demandas de los trabajadores" .

A su juicio, se trata de una denuncia de "suma gravedad" en la que se hace referencia a incumplimientos tanto de la normativa laboral como de las estipulaciones que aparecen en el pliego de condiciones.

Por este motivo, ha defendido que el Ayuntamiento "no puede seguir ajeno a ello" y "tiene que dar la cara y atender las peticiones de los trabajadores".

En opinión del grupo municipal regionalista, la situación "no puede seguir" porque, según ha recordado, el servicio tiene un coste para las ciudadanos y el Ayuntamiento debe garantizar un servicio de calidad tanto para los trabajadores como para los propios usuarios.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.