Los expertos tachan la ayuda del Gobierno a Bankia como "rescate" y lo ven "innecesario"

El expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, durante la presentación de Bankia.
El expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, durante la presentación de Bankia.
Manuel Bruque / EFE

La filtración del plan de saneamiento de Bankia, que podría recibir una ayuda pública de entre 7.000 y 10.000 millones de euros a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha provocado desconcierto entre los analistas económicos y financieros, que tachan de "innecesario" este "rescate" y critican su "mala gestión".

"Si finalmente se produce esa inyección de dinero público, se trataría de un rescate en toda regla, una recapitalización de la entidad", asegura Juan Fernando Robles, director del Instituto Superior de Técnicas y Prácticas Bancarias (ISTPS).

La decisión de ayudar con fondos públicos a una entidad bancaria se toma como último recurso. Cuando se llega a ese extremo en el que con los beneficios del banco no se cubren las pérdidas ni las provisiones exigidas por el Gobierno existen dos opciones: externalizar esas pérdidas o acudir a una recapitalización. Sin embargo, Bankia no se encuentra en una situación tan extrema, según los expertos.

"Sobre el papel, Bankia tiene liquidez en el corto plazo para cubrir sus deudas y devolver préstamos ya que ha recibido un apoyo importante del Banco Central Europeo, por lo que este rescate parece innecesario y equivocado", explica Robles. "Es cierto que podría tener dificultades a la hora de cumplir con las provisiones exigidas por el Ejecutivo, pero para eso presentó un plan al Banco de España con un plazos concretos a cumplir y que esta institución aceptó", asegura el director del ISTPS.

Segúnlos cálculos de José Luis Ruiz Bartolomé, la inyección de 10.000 millones podría "quedarse corta" para cubrir todas las posibles pérdidas. Este experto en el mercado inmobiliario y su relación con los bancos cree que podría además suponer un error y una injusticia para otras empresas si se ayuda y no intervienen la entidad. "Los accionistas del banco deberían perder la propiedad porque el mismo pasa a ser propiedad del Estado", opina.

¿Por qué acudir al sector público y no al privado?

La situación actual de Bankia en el mercado ha hecho imposible que la entidad obtuviera la ayuda que necesita a través del sector privado. "Pese a las ampliaciones de capital y la salida a Bolsa del banco, los inversores no confían lo suficiente como para poner su dinero en una caja que ha recibido toques de atención hasta del Fondo Monetario Internacional", detalla Robles.

No obstante, las ayudas públicas se recibirían en forma de bonos contingentes convertibles, un instrumento contemplado en la tercera edición del FROB y que viene a ser un préstamo de dinero que se convertiría en acciones de la entidad al acabar el plazo acordado, pasando así a la gestión privada.

"Una crisis muy mal gestionada"

La falta de información y las filtraciones tampoco ayudan ni a Bankia ni al sector financiero. "Anuncios como éste se suelen hacer los viernes por la tarde, con los mercados cerrados, para no generar el alarmismo innecesario que se ha provocado este lunes. Ha sido una barbaridad lo que han hecho, una crisis muy mal gestionada", explica Robles. Además, según los datos con los que contaban los expertos, este rescate es precipitado.

"Hace menos de un año, tanto Bankia como su filiales, fueron auditadas y superaron los tests de estrés y sanidad financiera tanto nacionales como internacionales, e incluso Bankia tuvo más de 300 millones de euros en beneficios en 2011. Resulta difícil de creer que la situación se haya deteriorado tan rápido", asegura Pablo de Diego, profesor de Economía Aplicada de la UNED.

A pesar de todo, esta medida no tiene por qué afectar a los propietarios de cuentas bancarias en Bankia, coinciden los analistas, aunque critican que "seguimos quitando recursos públicos que podrían ir destinados a otras partidas para sanear un sistema financiero que no termina de facilitar el crédito a las familias".

Segunda inyección de ayuda pública

No es la primera vez que Bankia recibe ayudas públicas. El Banco Financiero y de Ahorros (BFA), una sociedad matriz de la entidad, recibió del FROB 4.465 millones de euros a devolver en cinco años y por los que paga un interés anual de casi el 8%. BFA acumula gran parte de los activos tóxicos del grupo, que fueron apartados de la primera plana de Bankia para hacer más atractiva la inversión en la entidad. Al parecer, esta ayuda no fue suficiente ya que BFA terminó 2011 con 439 millones de euros de pérdidas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento