El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), que el miércoles se mostraba comprensivo sobre la posibilidad de que se implanten peajes en autovías españolas, ha solicitado este jueves al Gobierno central que "reconsidere" esta posibilidad.

Fernández Alvariño afirmaba el miércoles ser comprensivo y que "el gratis total ha desaparecido", aunque justificaba su rechazo a la implantación de peajes en autovías portuguesas porque el Ejecutivo luso los aplicó "unilateralmente" sin decir "cómo se pagan". No obstante, este jueves ha emitido un comunicado a través del que "aclara" su postura al respecto de la posibilidad de que autovías españolas pasen a ser de pago.

Así, en nombre de los empresarios de la provincia, solicita al Ejecutivo español que "reconsidere la decisión de establecer un impuesto sobre el uso de las autovías", teniendo en cuenta que la aplicación de esta medida en el Norte de Portugal hace más de año y medio ha dado lugar a "caídas de los tráficos y de la actividad económica".

"Las repercusiones sobre la economía de la Eurorregión son evidentes, independientemente de que a día de hoy siguen sin estar claros los medios de pago", advierte, en alusión al caso del país vecino. Por ello, mantiene que los empresarios de ambos lados de la frontera continúan "reclamando una solución por la pérdida de competitividad que supone".

Por otra parte, recuerda que los impuestos que se pagan por la compra de un vehículo ya incluyen una partida destinada al mantenimiento de carreteras y, en ese sentido, advierte de que "no puede justificarse la creación de un nuevo impuesto por el mismo concepto".

Finalmente, cree que, de llevarse a cabo la medida, se deberá apostar por excluir a los sectores profesionales y empresariales y por la creación de "áreas de exclusión que abarquen las grandes áreas metropolitanas de la provincia".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.