El alcalde de Albaida (Valencia), Josep Antoni Albert, ha informado que su equipo de gobierno contactará con otros ayuntamientos de localidades a las que el Ministerio de Hacienda ha tumbado sus respectivos planes de ajuste para financiar el préstamo para pagar a los proveedores con facturas pendientes.

Albert ha explicado que, después de acordarlo las fuerzas gobernantes de la localidad —Compromís, PSPV y UCiD— lo que se pretende es "unificar las fuerzas de todos los ayuntamientos para pedir juntos medidas excepcionales para situaciones excepcionales, y así poder hacer frente a la grave situación económica".

El contacto se hará así con otros ayuntamientos como Vallada, Alboraia, Llaurí o Jerez de la Frontera que, como ha apuntado el alcalde, "se encuentran como nosotros, con un alto endeudamiento bancario y con el rechazo del plan de ajuste por los mismos motivos".

Josep Antoni Albert ha añadido que "estamos en contacto continuo con las federaciones de municipios —FEMP y FVMP— para contar con el asesoramiento técnico, y que también nos apoyen ante el Ministerio". Con todo lo que esperan, según el alcalde de Albaida, es "que nos digan qué va a pasar ahora, qué hacemos, qué medidas nuevas o modificadas se tienen que tomar para poder hacer frente a esta deuda".

No obstante, el primer edil ha insistido en que "nuestros proveedores cobrarán", recordando que su equipo de gobierno mantendrá vigente el Plan de Ajuste aprobado "porque es necesario reordenar y sanear las cuentas municipales".

Albert ha afirmado que el Plan de Ajuste "tiene que ser una base sobre la que trabajar con el ministerio, y modificar las partes que sean necesarias para hacerlo viable, con más tiempo para llevarlo a cabo o lo que haga falta".

Consulta aquí más noticias de Valencia.