Dos de las cuatro bodegas de Nueva Rumasa del Marco de Jerez —Complejo Bodeguero Bellavista y Zoilo Ruiz-Mateos— ya han cerrado el acuerdo del expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por Back in Business, los nuevos dueños del grupo que era propiedad de la familia Ruiz-Mateos.

Según ha indicado a Europa Press el secretario general del sindicato provincial agroalimentario de CCOO, Luis Páez, tras cerrarse el ERE de Bellavista (Grupo Garvey), el comité de empresa y administración concursal de Zoilo Ruiz-Mateos han puesto fin al periodo de consultas, alcanzándose un acuerdo en relación al expediente para más de 20 trabajadores.

En lo que respecta a las dos firmas bodegueras restantes del grupo, Páez ha aclarado que el acuerdo de bodegas Teresa Rivero, de Sanlúcar de Barrameda, está "a la espera de una reunión" y plantea despidos para 13 de los 18 trabajadores de la plantilla actual; mientras que el de bodegas Valdivia está "en suspenso".

En este sentido, el representante de CCOO ha confiado en que hasta el 30 de mayo, "fecha tope" fijada en el concurso de acreedores, prosperen las negociaciones para cerrar una operación de venta de bodegas Valdivia, aludiendo al interés mostrado por "posibles compradores" que se comprometen a "garantizar la continuidad de la empresa y el mantenimiento de los 12 puestos de trabajo".

Por ello, ha criticado la postura de Back in Business, a la que acusan de "negarse a vender" esta propiedad "sin razones" y ha advertido de que van a "luchar" para que la venta salga adelante.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.