La Subdelegación del Gobierno en Zamora, a través de su Unidad de Sanidad y previa autorización judicial, ha enviado a Asturias para su incineración más de 50 kilos de sustancias estupefacientes y psicotrópicas decomisadas durante los últimos meses por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia.

La cremación de todas estas drogas se realizará mañana en hornos especiales de un centro de tratamiento de residuos ubicado en Asturias, que presta este servicio a prácticamente todo el Estado, ya que la mayoría de estas sustancias requieren de esa especialización para ser incineradas y, además y en todos los casos, razones ambientales y de salud así lo aconsejan.

El traslado de la droga también se realiza en contenedores especiales y con las medidas de seguridad adecuadas.

La Unidad de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno en Zamora ha registrado, según han informado en una nota de prensa, durante el año pasado 1961 expedientes de entrega de sustancias incautadas para su identificación analítica y determinación del peso neto.

Del total de expedientes, 1929 son administrativos, por infracciones de la Ley Orgánica 1/1992, y los otros 32 son judiciales.

Las unidades aprehensoras han sido las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia (Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local), y las sustancias incautadas pesan un total de 50,36 kilogramos, con la siguiente distribución: cannabis sativa (26.311 gramos), hachís (23.599 gramos), cocaína (101), heroína (11), drogas sintéticas (81), medicamentos psicotrópicos (24) y otras sustancias (239).

La destrucción de todos estos estupefacientes, que se realizará en Asturias por el método citado, ha sido autorizada por las instancias judiciales competentes.

Consulta aquí más noticias de Asturias.