Viviendas del Ivima en Madrid
Promoción de pisos del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) en Alcorcón. Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid va a permitir a un total de 9.155 inquilinos que hasta ahora pagaban el alquiler al Instituto de la Vivienda (Ivima) la compra de sus viviendas a un precio medio de 55.000 euros. Esta medida permitirá al Ejecutivo regional, que sigue buscando métodos para adelgazar la Administración, obtener unos ingresos de hasta 500 millones de euros.

La oferta supone que el Ivima se desprenderá del 40% de sus inmueblesLa consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Anabel Mariño, presentó este jueves al resto de miembros del Gobierno regional un informe preliminar en el que propone un programa de ventas de inmuebles como oferta global a todos sus inquilinos. Ello supondría desprenderse del 40% de todas las viviendas que posee, un parque de 23.563 casas, de las que 13.609 están en Madrid capital y 9.954 en el resto de la región, además de 18.152 garajes.

En este paquete se excluyen las viviendas del Plan Joven, que cuentan ya con la opción a compra, casas que están construidas sobre suelo con derechos de superficie por parte del Ivima u otros casos conflictivos que no son enajenables, según detalló Mariño.

Requisitos

La Comunidad va a tener abierta esta oferta hasta el 31 de diciembre de este año y está dirigida a familias que llevan ya pagando su alquiler una media de 11 años, con un buen historial de pagos y una renta media de 227 euros mensuales en un parque de unos 16 años de antigüedad.

Se descontarán del precio las rentas del alquiler abonadas en los dos últimos añosEl Ejecutivo regional ofrecerá las viviendas, siempre que así lo deseen, en condiciones de precio asequible particularizando a cada familia. Así, las casas se ofertarán con precios un 60%  más baratas que en el mercado libre y se descontará del precio final las rentas que las familias han pagado en concepto de alquiler durante los dos últimos años.

Además, el Ejecutivo va a pactar con una decena de entidades bancarias unas condiciones favorables y preferentes para que se ajusten las rentas de las hipotecas a lo que ya venían pagando las familias en concepto de alquiler con el fin de que no les suponga un esfuerzo extraordinario.

Asimismo, la Comunidad, a través del Ivima, respaldará a sus inquilinos durante todo el proceso, de forma que las viviendas puedan reconvertirse al alquiler si las familias tienen dificultades en el pago. Los inquilinos que entren dentro de esta oferta recibirán una misiva con la información.

Ahorro

La Comunidad calcula que aproximadamente el Ivima percibirá por estas ventas más de 500 millones de euros. "No solo es la liquidez que nos aportarán estos 500 millones de euros, sino la importante reducción que vamos a tener en los gastos", señaló la consejera.

Las ventas se han ralentizado debido a la crisis económicaY es que, según detalló, solo en impuestos, el Ivima pagó en el 2011 un total de 10 millones de euros en el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI). "Estos ahorros van a poder ser implementados en nuevos desarrollos de políticas de vivienda".

La venta de vivienda no es una novedad para el Ivima, que lleva realizando este tipo de operaciones desde 1983 con unos resultados de 78.740 viviendas y 10.129 garajes vendidos. Mariño admitió que, en los últimos años, las dificultades de financiación han afectado especialmente a los ciudadanos que viven en estos pisos , lo que ha ralentizado "de forma considerable" las ventas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.