La Junta de Castilla y León se ha mostrado este jueves contraria a la posibilidad de que el Gobierno central apueste por la agrupación de ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes y ha recordado que la Comunidad trabaja en un modelo centrado en la asociación voluntaria.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago Juárez, quien ha apostado por "esperar" para ver lo que sucede así como por el modelo en el que trabaja la Comunidad, que no "prevé" esta medida.

De Santiago Juárez, quien ha señalado que en caso de entrar en vigor, Castilla y León se quedaría con 59 municipios, ha considerado que, por el contrario, la medida sí serviría para comunidades como Andalucía o Madrid.

A la espera de conocer el modo en que se concrete esta medida, el consejero de la Presidencia ha apuntado a la posibilidad de que exista un "abanico de posibilidades" que se traduzca en un "margen" para poder ejecutarla y ha recalcado que el Gobierno de Castilla y León defenderá los intereses de la Comunidad y dirá lo que no le "guste" cuando eso suceda.

Asimismo, el portavoz ha reiterado que el modelo de Ordenación del Territorio de la Comunidad, que en el último trimestre del año se traducirá en proyecto de ley, apuesta por la asociación voluntaria de municipios.

En este sentido y tras destacar la necesidad de "fortalecer" los municipios, De Santiago Juárez ha recordado que esto se consigue mediante la supresión o la obligación de fusión, extremos no compartidos por la Junta, que considera que dado que "la unión hace la fuerza", la asociación voluntaria es la mejor de las opciones.

Los resultados de los trabajos que de manera "seria" se desarrollan en este campo desde el pasado mes de octubre verán la luz en "apenas un mes" con la presentación de las conclusiones de los dos grupos de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.