Agentes de la Policía Nacional han detenido a un total de seis personas, como presuntos miembros de un grupo dedicado a la falsificación de tarjetas de crédito y su posterior uso en establecimientos de la provincia de Valencia y a través de Internet.

Según han informado fuentes policiales en un comunicado, los arrestados son cuatro hombres de origen nigeriano, de entre 27 y 39 años de edad, a quienes se considera presuntos autores de 13 delitos de estafa por la utilización fraudulenta de tarjetas de pago clonadas, un delito de falsificación de tarjetas de crédito, un delito de falsedad documental y un delito contra la salud pública.

Asimismo, otro hombre de origen rumano de 27 años y una mujer española de 46 han sido detenidos dentro de la misma operación por un presunto delito de receptación. Los arrestados, todos ellos con antecedentes policiales excepto la mujer, fueron puestos a disposición judicial.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de septiembre, cuando los policías tuvieron conocimiento de que un grupo de personas de origen nigeriano podían estar dedicándose a la falsificación de tarjetas de crédito y su posterior uso en establecimientos.

Los agentes descubrieron que el presunto responsable de la trama residía en Torrent (Valencia), aunque viajaba frecuentemente a Palma de Mallorca y Madrid, por lo que establecieron un dispositivo que permitió descubrir que tanto el sospechoso como sus colaboradores podrían estar cometiendo otro tipo de delitos, como falsificación de documentos oficiales y tráfico de estupefacientes.

Asimismo, averiguaron que las tarjetas clonadas, que pertenecían principalmente a bancos de EEUU, eran utilizadas en establecimientos de toda la provincia de Valencia y en la compra por Internet de billetes de avión y autobús bajo petición de otras personas, con lo que conseguían importantes ingresos. La mujer y el hombre rumano detenidos por un presunto delito de receptación habrían comprado billetes de transporte obtenidos fraudulentamente.

Documentos oficiales falsificados

La investigación permitió relacionar al cabecilla del grupo con la compraventa de documentos oficiales falsificados a otras personas de origen nigeriano, así como con la venta al por menor de sustancias estupefacientes.

Los agentes intervinieron en los dos registros domiciliarios realizados cuatro ordenadores portátiles, diversos dispositivos informáticos, tarjetas bancarias falsas, agendas con numeraciones de tarjetas bancarias de todo el mundo, numerosos teléfonos móviles, documentos oficiales en diferentes estados de falsificación, una balanza de precisión y 30 gramos de marihuana en pequeñas bolsas de plástico.

Consulta aquí más noticias de Valencia.