Al término del pleno ordinario celebrado este jueves, a preguntas de los medios de comunicación, César Augusto Asencio ha hecho hincapié en que "habrá que ver la planta que salga y habrá que ver la propuesta".

"Lógicamente si consideramos que esa propuesta para nosotros no fuera la correcta, nos reservamos las actuaciones como Diputación Provincial en defensa del interés de los municipios, y a lo mejor plantear al Ministerio algunas correcciones", ha señalado.

"A nivel de filosofía podemos compartir los principios, pero esos principios hay que ver bien dónde se aplican, porque no es lo mismo Castilla-La Mancha y Castilla León, que son comunidades autónomas con una amplia extensión, poca población y muchos núcleos, con una dispersión muy grande, que otras zonas como la Comunidad Valenciana", ha añadido.

Al respecto, ha precisado que la provincia de Alicante "tiene poblaciones medias con un peso importante, una densidad de población alta, y los municipios tienen un nivel de población elevada", si bien hay zonas como la de la Montaña "donde la dispersión ya es mayor, la concentración de poblaciones es menor, y puede haber otras fórmulas asociativas y voluntarias".

La Diputación impulsa ese tipo de actuaciones —asociativas—, con entidades gestoras de apoyo y asistencia a municipios pequeños, mancomunidades en temas de bienestar social y residuos, que se encuentran dentro de la misma "filosofía de introducir aspectos de racionalización, de simplificación de costes y de optimización de recursos".

Consulta aquí más noticias de Alicante.