Tres detenidos por robos en la provincia de Valladolid en los que forzaban puertas con tapas de alcantarilla

Efectivos de la Guardia Civil han detenido, en colaboración con Policía Nacional, a tres individuos a los que se considera integrantes de una organización dedicada a robar bares y empresas en la provincia de Valladolid a los que accedían tras forzar sus puertas con tapas de alcantarilla.
Presentación De Nuevos Vehículos De La Guardia Civil
Presentación De Nuevos Vehículos De La Guardia Civil
EUROPA PRESS

Efectivos de la Guardia Civil han detenido, en colaboración con Policía Nacional, a tres individuos a los que se considera integrantes de una organización dedicada a robar bares y empresas en la provincia de Valladolid a los que accedían tras forzar sus puertas con tapas de alcantarilla.

La operación, denominada 'Violón', ha culminado con la detención en la capital vallisoletana de C.R.C, I.C.S. y V.F.N. —éste último considerado cabecilla de la organización—, todos ellos de nacionalidad rumana y con edades comprendidas entre 25 y 30 años. Dos de ellos cuentan con antecedentes, y concretamente el "jefe" de la organización tiene también abierto un expediente de expulsión del país.

La operación la ha dado a conocer el subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, acompañado por miembros de la Comandancia de la Guardia Civil encabezados por el teniente coronel Juan Miguel Recio.

La operación ha permitido desarticular esta banda y esclarecer al menos siete robos, cometidos entre enero y mediados de abril y todos ellos con un modus operandi similar que consistía en el desplazamiento de los presuntos autores a las localidades donde iban a cometer los robos unos días antes vigilar la zona, incluidas las salidas y accesos a la localidad en la que pretendían actuar.

Los individuos actuaban de noche y cogían una tapa de alcantarilla próxima al establecimiento con la que rompían la cristalera por donde accedían y sustraían la recaudación en metálico y forzaban máquinas tragaperras, con lo que se estima que podrían haber logrado botines de entre 1.000 y 1.500 euros en cada robo.

Tras tener conocimiento de algunos de los hechos, la Guardia Civil inició la búsqueda de un vehículo, un turismo grande de color azul, que gracias a la colaboración ciudadana se pudo saber que era un Renault Laguna, propiedad de C.R.C, quien residía en el barrio de Pajarillos de la capital vallisoletana. Finalmente, en la operación se han intervenido dos turismos de esta marca y modelo.

Robos en 7 LOCALIDADES

En concreto, a esta organización se les atribuyen hechos cometidos en una empresa cárnica de Alcazarén (16 de abril), otro en un bar de La Cistérniga (14 de abril), en el hostal de Sardón de Duero (el mismo día que el anterior), en un bar de Rueda (día 13 de abril), un robo con fuerza en un restaurante de Aldeamayor de San Martín (22 de marzo), otro en un bar de Arroyo de la Encomienda (19 de marzo) y un robo más en Mayorga de Campos (20 de enero).

Recio ha destacado la colaboración con Policía Nacional y Local, que también tenían como objetivo a este grupo, para la detención de los individuos y ha aclarado que la operación sigue totalmente abierta y podrían esclarecerse "bastantes delitos más", incluso podrían haber cometido hechos delictivos en la capital, aunque se trabaja con ello.

Martínez Bermejo ha señalado que además de la colaboración entre los diferentes cuerpos ha sido también fundamental la de los vecinos de las distintas localidades donde se han cometido robos, que han indicado situaciones anómalas o extrañas que al final han permitido la identificación de los vehículos y sus matrículas.

El subdelegado del Gobierno, que ha asegurado que Valladolid es una provincia segura si se cogen los datos globales, se ha referido también a las reincidencias de algunos individuos que después quedan libres y ha recordado que los cambios en el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal permite eludir la prisión provisional por reincidencia, algo que hay delincuentes que conocen y saben hasta que punto tienen que llegar para regresar a la calle y eludir la cárcel.

En este sentido, ha afirmado que el gobierno estudia la modificación de la ley para que la reincidencia, cuando es recurrente, sea causa de prisión.

Además, ha incidido en que el Gobierno lleva "años" trabajando en lograr que personas con un número importante de infracciones y detenciones sean expulsados del país a pesar del Tratado Schengen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento