El Consejo de Producción Agraria Ecológica de La Rioja (CPAER) lanza, junto a las Consejerías de Agricultura, Educación, y Salud, una campaña para introducir alimentos ecológicos en comedores escolares. La iniciativa ha sido presentada esta mañana, en Logroño, por los directores generales de Agricultura, Educación y Salud, Igor Fonseca, Abel Bayo y José Miguel Acitores, respectivamente, así como por el presidente de CPAER, Andrés Serrano.

El objetivo de dicha propuesta, según Fonseca, es "que la calidad de los productos ecológicos llegue a los niños promoviendo una dieta sana y equilibrada, una educación ambiental basada en el consumo responsable y sostenible, y aumentar, también, el conocimiento del medio rural y sus formas naturales de producción". La idea es, no sólo crear futuros consumidores de productos ecológicos, sino concienciar a los padres, y a la sociedad en general, y fomentar el consumo de dichos alimentos.

Para llevar a cabo esta iniciativa se cuenta con 338 operadores ecológicos, 245 productores y 93 elaboradores de cultivo ecológicos que ofrecerán un amplio abanico de productos para poder confeccionar menús escolares. Entre estos productos, certificados cada año por la Consejería de Agricultura para garantizar su calidad, cabe destacar las frutas y hortalizas, la miel, la carne, las legumbres o los hongos cultivados. 8.000 ALUMNOS

Cataluña y Andalucía son el ejemplo a seguir por el CPAER, creado el pasado año con la intención de promover la producción y la industria de los pueblos riojanos y dar a conocer sus productos ecológicos. La cuantía destinada a esta campaña, ha contado el presidente de CPAER, Andrés Serrano, es de 40.000 euros, cuyos destinatarios son cerca de 8.000 alumnos de entre 8 y 12 años repartidos en 78 centros, 52 públicos y 26 concertados.

"El CPAER trabaja codo con codo con Seral, la empresa de catering que abastece el 80 por ciento de los comedores escolares riojanos. Desde noviembre de 2011 han introducido en los menús escolares manzanas y peras ecológicas : el catering pasa al CPAER la factura de esas frutas en el mercado y paga la diferencia entre estos y los productos ecológicos", ha añadido Serrano.

El desarrollo de actividades formativas y de sensibilización, y el plan de comunicación, también forman parte de esta campaña que durará, al menos, cuatro años. Folletos o charlas informativas en centros escolares son algunas de las actividades, apoyadas por el profesorado, destinadas al conocimiento de esta agricultura o la conservación del medio ambiente.

El director general de Educación, Abel Bayo, considera que esta campaña abarca tres planos. "En primer lugar forma parte de la educación integral del siglo en que vivimos. La educación no es sólo a adquisición de conocimientos, sino la adaptación de hábitos o destrezas que nuestros jóvenes deben aprender para vivir en esta realidad".

"Por otro lado -ha continuado Bayo- supone una mejora de la calidad en la alimentación sin que suponga más gasto. Para terminar, y como pieza fundamental, el carácter formativo de la campaña supone el aprendizaje de diversas formas de cultivo con actividades escolares como pueden ser salidas a huertos; porque hay que aprender el texto, pero también el contexto".

Por su parte, el director general de Salud Pública y Consumo, José Miguel Acitores, ha mostrado su apoyo a la campaña ya que considera que "el incremento en la calidad alimenticia supone un mejora de la salud". De la misma manera, esta iniciativa se ha llevado a cabo en la Fundación Hospital Calahorra donde se han introducido productos ecológicos como la lechuga o el calabacín y donde se prevé introducir otros como la patata.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.