'Gran Hermano' policial en Barcelona por la cumbre del BCE

  • 8.000 Mossos, Policía y Guardia Civil velarán por la seguridad.
  • El ayuntamiento retira contenedores para evitar que los quemen.
  • Los Mossos instalan cámaras de videovigilancia en edificios privados del centro con el permiso de particulares.
Los Mossos controlan la llegada de un tren de Italia en la estación de Francia de Barcelona.
Los Mossos controlan la llegada de un tren de Italia en la estación de Francia de Barcelona.
EFE

Barcelona acoge este jueves la reunión mensual del Banco Central Europeo (BCE) y las autoridades temen protestas y disturbios como los producidos durante la huelga general, unos incidentes que llevaron al Ayuntamiento y a la Conselleria de Interior a aprobar un incremento de la videovigilancia. Según ha podido comprobar 20 minutos, ya se ha instalado alguna en el centro.

Además, unos 8.000 agentes de los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil velarán por la seguridad en la capital catalana. De ellos, unos 2.300 serán antidisturbios.

El alcalde, Xavier Trias, aseguró, tras la Junta Extraordinaria de Seguridad del 16 de abril, que no estarían a tiempo de instalar más cámaras antes de mayo, porque se deben cumplir unos requisitos, pero los Mossos ya han colocado, tras pedir permiso a los propietarios, alguna en edificios de lugares donde acostumbra a haber manifestaciones. Ni Interior ni los Mossos han querido hacer declaraciones. Y al Ayuntamiento no le constan nuevas cámaras.

Dudas legales

"Las cámaras policiales tienen por finalidad evitar conflictos y delitos, pero son un método muy intrusivo al derecho de la intimidad y hace falta la autorización de la Comisión de Seguridad de Cataluña, que tarda entre tres y seis meses", indica Jordi Bacaria, presidente de la Sección de derechos de la propiedad intelectual y de la imagen del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB).

Para Trias y el conseller de Interior, Felip Puig, las imágenes deben facilitar la identificación de los presuntos vándalos y deben servir como pruebas judiciales contra los violentos, pero, sin el permiso de la Comisión, podrían no ser admitidas. Aún así, "si los vídeos recogieran la comisión de un delito, seguramente prevalecería por encima de la infracción administrativa" que comporta la instalación ilegal de cámaras, matiza Bacaria.

Las cámaras en edificios del centro, como las que ha localizado 20 minutos, no están señalizadas, como sí lo están las que, desde hace tiempos, tiene el Ayuntamiento en la vía pública, como en la plaza George Orwell, donde se avisa a los peatones de su presencia.

Con respecto al uso de cámaras móviles por parte de los agentes —en mano o instaladas en los cascos o en los furgones—, también debe ser notificado a la Comisión de Seguridad, pero a posteriori, como máximo 15 días después. Interior mantiene activa la web con fotos de sospechosos de vandalismo.

Medidas para reducir riesgos

Dentro del Plan de Seguridad, ya se han retirado contenedores de reciclaje del centro para evitar que sean incendiados o que alguien use el vidrio como arma. También se hacen controles policiales a los accessos a la ciudad y se ha suspendido el Tratado de Schengen.

Desde el pasado jueves, unos 1.300 policías controlan la frontera y los aeropuertos de Barcelona y Girona. En 80 horas, denegaron la entrada a 31 personas y 12 más fueron arrestadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento