Israelíes como nosotros

Superado el frentismo sionista que marcó el trabajo de sus artistas hasta los años ochenta, el país hebreo entra en la agenda de un mundo globalizado.
El sueño americano de Israel, a través de la mirada ácida de las fotografías de Keren Assaz, está reflejado en esta exposición del Marco.(K. Assaz)
El sueño americano de Israel, a través de la mirada ácida de las fotografías de Keren Assaz, está reflejado en esta exposición del Marco.(K. Assaz)
Una bomba israelí de 250 kilos mató el miércoles a nueve miembros de una familia palestina en Gaza, en respuesta al ataque de Hezbolá en el que ocho soldados israelíes perdieron la vida. Con titulares así puede resultar difícil asimilar que el arte contemporáneo en Jerusalén se haya deshecho de la obsesión por el frentismo y la unidad nacional que el sionismo impuso hasta la década de los años ochenta.La muestra Do revés, deliberadamente alejada de lecturas políticas o visiones sistemáticas de la actividad intelectual del país, demuestra que sí se ha pasado página en el arte israelí.

Eso se hace patente en el trabajo de los catorce artistas reunidos por el comisario Octavio Zaya en el Museo de Arte Contemporánea (Marco).

Pluralidad, fragmentación, inestabilidad. Contradicciones como las nuestras vertebran el material simbólico con el que Sigalit Landau, Gal Weinstein, Adi Nes, Yael Bartana, Eliezer Schonnenschein o Nadav Weissmann, algunos de los artistas de esta nómina que han cosechado el reconocimiento internacional, trabajan sus propuestas.

La ironía con la que Karen Assaf se enfrenta al particular sueño americano del país hebreo o los retratos homoeróticos que Adi Nes elaboró con los soldados israelíes son algunos de los destellos de esta exposición, inaugurada hace sólo una semana.

Distintas generaciones

El vídeo, la fotografía y las instalaciones son los soportes más utilizados por estos artistas, en su mayoría residentes actualmente en enclaves urbanos de Israel. En la muestra conviven distintas generaciones, desde artistas nacidos en 1959 hasta jóvenes que todavía no han cumplido los treinta años.

* Museo de Arte Contemporánea de Vigo (Marco). Príncipe, 54. Hoy y mañana, de 11 a 21 horas. Domingo, de 11 a 15 h. 3 euros.

Si soplas me caeré

El sentimiento de la fragilidad de la existencia, una de las manifestaciones de ese contraste entre la situación política del país y la inestabilidad subjetiva de sus ciudadanos, es otro de los leitmotiv en esta exposición. Como muestra, las torres de naipes de Eliezer Sonnenschein.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento