Peaje en Cataluña.
El peaje de Alella, en Barcelona. Jordi Pujolar / ACN

La plataforma Prou Peatges (Basta de Peajes) ha organizado este martes a las 12.00 horas el primer #novullpagar masivo, una iniciativa que insta a los ciudadanos a no pagar en 11 peajes de Cataluña y 3 más situados en la comunidad valenciana.

Concretamente, la plataforma defiende no pagar en los peajes de la autopista C-32 en Vilassar, la C-33 en Mollet del Vallès, la C-16 en Manresa, en los túneles del Garraf y en Terrassa-LesFonts, todos ellos en ambos sentidos, informa en un comunicado. Además, emplaza a los conductores a no hacerlo tampoco en las salidas de los peajes de Girona Sud, Figueres Sud, Amposta-Deltebre, Ulldecona-Vinaròs, Reus y Martorell, este último en sentido Barcelona.

Piden que si se forman colas en el peaje manual se dirijan al automático o al TeletacLa iniciativa también incluye los peajes de Algemesí, Sagunt-València y Castellón, ubicados en la comunidad valenciana. Respecto a las posibles multas de 100 euros a los conductores que secundan la protesta, Prou Peatges defiende que se trata de "una amenaza y una medida desesperada ante el éxito de la campaña" y asegura que "no llegará ninguna multa".

Durante este martes, además, piden a los conductores que si se forman colas en el peaje manual se dirijan al automático o al Teletac, y que procedan a tocar el claxon "insistentemente" hasta que aparezca un operario del peaje y abra la barrera. De hecho, la plataforma ve "muy probable" que algunas autopistas se puedan colapsar este martes, lo que en su opinión provocaría una subida de barreras generalizada. Prou Peatges ha anunciado que el próximo #novullpagar popular se llevará a cabo el 20 de mayo.

Sin dispositivo policial especial

Por su parte, el conseller catalán de Interior, Felip Puig, ha asegurado que la Generalitat seguirá el "procedimiento normal" ante la campaña de no pagar peajes, cuando les lleguen las notificaciones de la empresa Abertis. Ha afirmado que no se activará ningún dispositivo especial por el puente del 1 de mayo más allá del habitual en una operación retorno.

Puig ha recordado que no pagar un peaje se puede contemplar como una infracción del reglamento de circulación Ha admitido que ante la operación retorno se pueden producir algunos colapsos ante usuarios que decidan no pagar el peaje, pero que no hay un "refuerzo especial" porque espera que las protestas sean lo más cívicas posibles. En declaraciones a TV3, ha afirmado que su departamento no ha recibido todavía ninguna notificación de Abertis de conductores que no han pagado peaje.

Ha recordado que no pagar un peaje se puede contemplar como una infracción del reglamento de circulación y si Abertis instruye un expediente sancionador y lo remite al Servei Català de Trànsit (SCT), que lo tendrá que estudiar y sancionar con hasta 100 euros si es necesario.

Ha remarcado que el procedimiento que se seguirá es el habitual, pese a que haya una campaña, ya que la Generalitat tiene la obligación de cumplir el principio de legalidad. Puig ha asegurado que se trata de un tema muy sensible en Cataluña ante una situación que ha calificado de "absolutamente injusta".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.