Madrid es la tercera ciudad de España, detrás de Barcelona y San Sebastián, en la que los precios de las viviendas, tanto usadas como nuevas, son más elevados, según el último informe de la compañía Tasamadrid correspondiente al primer semestre del año.

Así, el metro cuadrado de vivienda usada en la capital se situó en 3.625 euros, mientras que en San Sebastián alcanzó los 4.179 y Barcelona los 3.722 euros.

Madrid es la tercera más cara, tanto en vivienda nueva como en vivienda usada, que tiene un precio 3.625 euros el metro cuadrado

 Para los pisos de nueva construcción en Madrid hay que desembolsar 3.870 euros por metro cuadrado, en Barcelona 4.337 y en San Sebastián 3.920 euros.

Vivienda nueva, aún peor

Madrid fue la ciudad en la que más se encareció la vivienda nueva, con un incremento en los precios del 8,51 por ciento, seguida de Barcelona (7,45 por ciento) y San Sebastián (1,61 por ciento).

En el apartado de pisos usados, el mayor incremento se produjo en San Sebastián, donde subieron los precios un 8,96 por ciento, por delante de Barcelona (7,57 por ciento) y Madrid (5,32 por ciento).