Los actores se situarán en diferentes cruces de la ciudad. El mimo caracterizado de luz roja tratará de convencer a los peatones a esperar para cruzar. El de verde, a que a crucen con tranquilidad porque el tráfico está parado. La iniciativa forma parte del programa de seguridad vial del Ayuntamiento.