EUPV recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) dos resoluciones de la Presidencia de las Corts Valencianes, una de las cuales impide lucir prendas de vestir, como camisetas, que "menoscaben el decoro" de la cámara autonómica. La formación se ha declarado "insumisa" a esta medida y a otra resolución a la que se ha dado también luz verde y que afecta a la tramitación de iniciativas. Por su parte, Compromís también ha avanzado que no obedecerá estas reglas, mientras que el PP y el PSPV consideran que hay que ser "respetuosos" con las normas.

Las resoluciones han sido aprobadas este martes a propuesta de la Presidencia, oído el parecer favorable de la Mesa y de la Junta de Síndics, que cuentan con mayoría del PP.

Los tres grupos de la oposición han pedido un informe a los servicios jurídicos de la cámara para que se pronuncien sobre la legalidad de estas resoluciones mientras que el portavoz del PP, Rafael Blasco, ha dicho que no tiene "ningún inconveniente en que los informes jurídicos convenientes se puedan realizar".

En concreto, una de estas resoluciones señala que la Presidencia de las Corts y las de las diferentes comisiones velarán por que los diputados "respeten las reglas del orden" y, en este sentido, establece que "actuarán de inmediato cuando se utilicen prendas de vestir, carteles, fotografías, pancartas u otros elementos materiales que pudieran ser alusivos a algún diputado, institución o terceras personas, o cuando de algún modo se menoscabe el decoro de la cámara".

Al respecto, señala que los servicios de seguridad de la cámara que detecten que alguna persona lleve alguno de estos elementos "impedirán su acceso al recinto parlamentario". También indica que no se permitirá el uso de grabaciones de sonido e imagen en el pleno y en las comisiones y que cada grupo solo podrá utilizar la sala de prensa por un tiempo máximo de 30 minutos.

Reprobación a camps

La otra resolución contempla que las iniciativas parlamentarias que hayan estado incluidas en el orden del día de un pleno o de una comisión y hayan decaído —por el voto contrario o porque sus actores no la hubiesen defendido— "no podrán volverse a presentar, en los mismos términos, en el mismo período de sesiones".

Con esta medida se impide que EUPV pueda volver a presentar la iniciativa para reprobar al expresidente de la Generalitat Francisco Camps por la negociación de la Fórmula 1 para Valencia, que decayó al estar ausente el diputado encargado de defenderla. En esos momentos, había abandonado el hemiciclo en protesta por la expulsión de Mónica Oltra por, precisamente, lucir una de sus camisetas reivindicativas.

La síndica de EUPV, Marga Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, ha señalado que estas resoluciones suponen "una limitación a la libertad de expresión y a la capacidad de actuación de la oposición". Por ello, su grupo se declara "insumiso" y recurrirá estas normas ante el TC para que "se explique, analice y se vea si incumple derechos fundamentales".

Corts en "estado de excepción"

A juicio de Sanz, las medidas propuestas por la Presidencia del parlamento autonómico "abren la puerta a la arbitrariedad" y "meten un estado de excepción dentro de las Corts Valencianes". Asimismo, considera que el PP tiene "muchísimo miedo a que la respuesta social en la calle sea trasladada al pleno de las Corts".

En esta misma línea, el portavoz adjunto de EUPV, Ignacio Blanco, ha subrayado que el presidente de las Corts, Juan Cotino, "parece que actúa más como ex director general de la Policía que como presidente de las Corts", y ha asegurado que seguirá manteniendo un cuadro de Roger Rabbit en su despacho y llevando un pin republicano.

Asimismo, la portavoz adjunta de Compromís, Mònica Oltra, ha hecho hincapié en que "la censura siempre ha sido muy ridícula" y ha señalado que Cotino ha hecho el "Braghetone —quien cubría las partes impúdicas de los personajes que pintaba Miguel Ángel— del PP, sin darse cuenta de que hace el ridículo más espantoso, además de demostrar la cara más autoritaria".

Para Oltra, estas resoluciones "están hechas con tanta visceralidad y falta de reflexión que no tienen un mínimo de rigor intelectual y científico". Además, ha subrayado que la tarea de los diputados es "representar al pueblo" de modo que "si para ello tenemos que ponernos una camiseta, nos la vamos a poner; si tememos que llevar un pin, lo llevaremos; y si tenemos que hacer el pino puente, lo haremos". A su juicio, estas normas son "la antesala del autoritarismo".

Por su parte, el síndic 'popular', Rafael Blasco, preguntado por estas declaraciones, ha señalado que la oposición está en "la antesala del psiquiatra" y ha recordado que el artículo 51 del Reglamento de las Corts faculta al presidente de la cámara a "sacar alguna resolución de carácter general".

"producto de algún apretón"

Blasco ha coincidido con el portavoz del PSPV, Antonio Torres, en que hay que ser "respetuosos" con las normas. No obstante, el síndic socialista opina que estas resoluciones parece que son "producto de algún apretón" y considera que "algo tienen que ver con el día de la huelga y con la tendencia natural de algunas personas a controlar todo".

Consulta aquí más noticias de Valencia.