El Grupo Editorial Luis Vives —editorial Edelvives— ha celebrado este martes su 75 aniversario en Zaragoza, donde se instaló en 1937 procedente de Barcelona, grupo que posee 123 años de historia. Actualmente, sus instalaciones se encuentran en el barrio de Miralbueno.

El acto ha contado con la asistencia de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, entre otras autoridades, así como de diferentes responsables del grupo, entre ellos, el presidente del Consejo de Administración, Antonio Giménez de Bagüés.

Tras visitar las instalaciones, ha tenido lugar un acto en el que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha subrayado la "vocación de futuro" del grupo, así como su liderazgo en el segmento del libro de texto de Infantil y Primaria y su proyección en los países iberoamericanos, donde "transmiten cultura y formación".

Ha añadido que "han educado a generaciones durante años" y apuestan por las nuevas tecnologías y ha pedido a sus responsables "que sigan indisolublemente unidos a la vida de Zaragoza y Aragón", para desearles que "sigan siendo referente en el mundo editorial en España y que su implantación en los países iberoamericanos progrese adecuadamente".

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha agradecido la presencia de la empresa en la ciudad. "Son vecinos ejemplares y os pido que no os vayáis bajo ningún concepto", ha reclamado, tras incidir en que en un momento de crisis "no se ha despedido a nadie, sino que se ha creado empleo".

Belloch ha observado que "todos tenemos memoria de la editorial" porque forma parte "del imaginario colectivo" y ha resaltado que el Grupo "vende libros, pero también vende valores y eso es lo que le hace especial".

Llegada a zaragoza

El presidente del Consejo de Administración del Grupo, Antonio Giménez de Bagüés, ha recordado que si en 1890 publicaron su primer libro en Barcelona, en 1937 se trasladaron a Zaragoza, tras haber sido incendiada y haber quedado destruida su sede en la Ciudad Condal.

Ha señalado que la pervivencia y buenos resultados de la compañía responden a la "inteligencia colectiva", a la creatividad, a la "rica tradición del libro escolar" y a quienes les han precedido en la compañía.

Asimismo, ha manifestado que "es en la adversidad y en la crisis cuando se potencia la innovación y la creatividad", ha considerado que todavía hay "espacios por superar al servicio de la cultura" y ha indicado que en el actual contexto económico "nuestro objetivo es conseguir lo suficiente", para lo que se precisa "una dosis de rasmia imprescindible y no reblar".

Crecimiento del 12,8% EN 2011

El Grupo Editorial Luis Vives ha obtenido una facturación en 2011 de 55 millones de euros, que supone un 12,8 por ciento más que el año anterior en el conjunto del grupo, mientras que en el caso de los libros de texto el incremento ha sido del 17 por ciento.

El subdirector general del Grupo, Javier Cendoya, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, tras la celebración del acto del 75 aniversario, que "venimos creciendo en los últimos diez años", y especialmente en los últimos cuatro casi el diez por ciento.

"Hay tres empresa grandes y nosotros, poco a poco, nos acercamos a ellas", ha recalcado, para precisar que "somos líderes" en los libros de texto de Educación Infantil "y estamos muy bien situados en Primaria", mientras que cuentan con "buena presencia" en Secundaria y Bachillerato.

Además, ha recordado que poseen literatura infantil y juvenil, de la que ha mencionado las colecciones Ala Delta y Alandar, y una línea de álbum ilustrado y donde "los ilustradores más importantes del mundo trabajan con nosotros".

Así, el 70 por ciento de su facturación es de libros de texto, el 20 por ciento de literatura infantil y juvenil y el diez por ciento de producto gráfico ya que la fábrica también trabaja para otras editoriales, extranjeras fundamentalmente.

Los buenos resultados se han obtenido a pesar del programa de gratuidad de libro de texto, que "nos ha afectado negativamente porque antes vendíamos un libro por año y hemos estado vendiendo un libro cada cuatro años".

Según ha precisado, "en algunas Comunidades autónomas ha sido una afección dramática, pero ahora el programa se reconvierte y habrá más posibilidad de hacer mejores cosas y plantear mejores proyectos".

Claves del éxito

El subdirector del Grupo ha achacado la "clave" de sus buenos resultados al equipo de profesionales, "implicado, comprometido, innovador, con ganas de hacer cosas distintas", y a la "apuesta por la inversión" ya que la empresa se ha reorganizado en los últimos años y ha invertido más, "y, de momento, ha salido bien".

Al respecto, ha apuntado que en los últimos cuatro años han invertido doce millones de euros en maquinaria e instalaciones, mientras que la inversión promedio que se destina anualmente a la creación editorial es de siete millones de euros.

Sobre el personal, ha indicado que posee 450 trabajadores en España —unos 180 en Zaragoza— y en las sedes de Latinoamérica hay "otras 80 personas implicadas en el proyecto". Además, ha mencionado que no ha sido preciso realizar estos años de crisis ni despidos ni regulación de empleo.

Por su parte, el director general del Grupo, Julián Sanz, ha remarcado que "el crecimiento se debe a una apuesta importante por parte del Consejo de Administración en inversiones e innovación y, sobre todo, a un trabajo en equipo muy importante, con personas muy vinculadas y comprometidas con el grupo, que hace que se tenga éxito".

En este sentido, ha argumentado que "si cada vez que hay una crisis surgen 23 oportunidades, hay que saber aprovecharlas y salir adelante y lo importante está en la formación y en el trabajo en equipo".

Acciones de futuro

El subdirector del grupo, Javier Cendoya, ha expuesto que sus acciones de futuro son incrementar su presencia nacional e internacional y "consolidar los proyectos latinoamericanos", así como la apuesta por las nuevas tecnologías "para compaginar el libro físico con todos los soportes adicionales de pizarras digitales y contenidos informáticos".

Actualmente, exportan a unos 20 países y la exportación representa el 30 por ciento del negocio, tanto en proyecto educativo como en producto gráfico, siendo las principales áreas el mundo anglosajón, Bélgica, Francia y Latinoamérica, especialmente, Argentina, Brasil, Colombia, Centroamérica y México.

Por su parte, el director general del grupo se ha referido a la apuesta por el libro electrónico, para el que "procuramos dar respuesta en el día a día y en las innovaciones, invirtiendo mucho dinero", si bien el mercado crece lentamente y la "reversión" de lo que se invierte "es muy pequeña".

"Esto está suponiendo, no solo para nosotros, sino para todo el sector, un problema importante porque no hay regulación suficiente que diga cuáles son las normas y las leyes que hay de compra-venta y de uso de este producto digital", ha explicado.

Ha agregado que "esto es un problema" y un "riesgo" porque "si matamos la gallina de los huevos de oro la inversión de cara al futuro irá cayendo por parte de escritores y de todo el mundo, porque si no hay posibilidad de cobrar esos productos, esa investigación e innovación es difícil que surjan nuevos inversores".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.