El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha mostrado este martes su apoyo a la industria quesera de la región y ha garantizado la colaboración del Gobierno cántabro para asegurar la supervivencia de una actividad profesional que forma parte de la historia y la tradición de la Comunidad Autónoma.

Así se lo ha trasladado Diego al encargado de la empresa 'Herederos de Tomás Ruiz', César Ruiz Cobo, a quien ha recibido esta mañana en la sede del Ejecutivo para analizar con él la situación en Cantabria del sector quesero y lácteo en general. En la reunión también han participado la consejera de Ganadería, Blanca Martínez, y el jefe de Producción y Control de Calidad de la empresa, César Ruiz Solana, ha informado el Gobierno en un comunicado.

La entrevista se enmarca dentro de la ronda de contactos que tanto el presidente como la consejera vienen manteniendo en los últimos meses con empresarios del sector para conocer sus impresiones acerca del contexto económico actual y las incertidumbres que se ciernen sobre sus explotaciones.

Entre otros temas, en la reunión se ha abordado la complicación que para las empresas queseras suponen los sobrantes de leche derivados de la bajada del consumo y la necesidad de corregir algunas duplicidades administrativas existentes en la actualidad. Además, a petición del empresario, el Gobierno cántabro estudiará la posibilidad de impulsar una denominación de calidad para el queso ahumado y medidas de promoción y diferenciación de los quesos fabricados en Cantabria.

César Ruiz Cobo ha agradecido el interés mostrado por el presidente y la consejera de Ganadería, así como su determinación a la hora de apoyar un sector que está sufriendo particularmente los efectos de la crisis.

La empresa 'Herederos de Tomás Ruiz' comercializa quesos bajo la marca 'La Pasiega de Peña Pelada' y emplea a 16 trabajadores en su fábrica de La Cavada.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.