Ordenador
Es la primera vez que se estavlece un máximo en su consumo. GTRES

Los españoles se encuentran a la cabeza de Europa en el número de horas trabajadas al año. Cada profesional emplea en España una media de 1.775 horas en ese periodo frente a las 1.413 horas de los Países Bajos (-25,6%), las 1.432 de Alemania (-23,9%) o las 1.559 de Francia (-13,8%), según datos de 2010 del Institut National de la Stastistique et des Études Économiques (INSEE).

Cada profesional trabaja una media de 1.775 horas al añoSin embargo, este elevado número de horas dedicadas al trabajo contrasta con el bajo nivel de productividad  —volumen producido en función de la cantidad de recurso invertido—, muy alejado históricamente de la media europea.

Por otro lado, la crisis y el miedo a perder el empleo está llevando a un buen número de trabajadores a pasar más horas de las establecidas en el puesto de trabajo, un fenómeno conocido como presentismo laboral. Sin embargo, tampoco estas horas extra se traducen en una mayor productividad por parte de los empleados.

En esta situación, en la que el horario ya no se muestra como un criterio de valoración eficaz del rendimiento y en la que diversos frentes piden ligar la evolución de los salarios a la productividad, nace Work Meter.

Creada por el emprendedor barcelonés Joan Pons, Work Meter es una innovadora herramienta que permite a los trabajadores conocer su productividad de manera objetiva y mejorar exponencialmente su autogestión y sus pausas. 

"He trabajado en muchas empresas y he visto que todas tienen dos problemas básicos: baja productividad y demasiado presencialismo. Nuestro objetivo era lograr que los empleados pasen menos horas en el trabajo pero que éstas sean más productivas", explica Pons.

¿Cómo funciona?

Permite mejorar  la autogestión del trabajador y su tiempo de descanso"Pasamos muchas horas en el trabajo, pero no todo el tiempo produciendo", continúa Pons, quien enfatiza que las experiencias con WorkMeter demuestran que su uso incrementa la productividad de las empresas en un 50% y que la herramienta es el mejor aliado para potenciar prácticas como el teletrabajo.

La aplicación es un sencillo software que se instala en el ordenador y analiza de manera no intrusiva, y sin entrar en los contenidos, la pantalla o la aplicación con la que el trabajador está interactuando en cada momento, controlando el foco de trabajo del empleado. 

"Un factor fundamental que determina la productividad de una persona es el tiempo que está produciendo, [...] en un entorno como el actual es difícil de determinar", ha explicado el emprendedor español.

Autocontrol del propio empleado

Tal y como explica su creador, la herramienta es más  para empleados que para jefes. "Aunque la gente lo interpreta como un control es una hermamienta para el autocontrol del propio empleado, quien de hecho la puede parar cuando quiera".

Workmeter mide el tiempo que se usan las herramientas de trabajo que el empleado le indicaWorkmeter mide el tiempo que se usan las herramientas de trabajo que el empleado le indica.

"No te dice cuánto tiempo ha estado el trabajador navegando o qué páginas visita, lo que hace el software es marcar para cada empleado las herramientas que son para trabajar y mide cuánto tiempo estás ahí, así la persona puede ver al detalle cómo ha perdido el tiempo, pero solo lo ve el empleado, nadie más, ni el jefe ni los compañeros", matiza Pons.

De este modo, Work Meter proporciona una serie de datos objetivos que permiten a los empleados ser conscientes de su rendimiento y del tiempo que dedican a cada aplicación definida previamente.

¿Y la privacidad?

El software no lee contenidos y tampoco graba teclas ni memoriza la navegación

Esta información, obtenida en virtud de las capacidades de los trabajadores, su enfoque y la estrategia de la empresa, permite a empleados y empresarios entender hábitos y planificar cargas de trabajo de mutuo acuerdo, es decir, no se trata de espiar sino de tener datos para hacer más productivo el tiempo.

"El empleado puede mostrarle a su jefe su productividad a través de los gráficos de la herramienta pero solo si él quiere, porque solo él tiene acceso a los datos. Tecnológicamente evitamos que el producto se pueda utilizar como un espía, proque no se trata de coaccionar al empleado, sino de ayudarle a mejorar su rendimiento laboral".

"Ver reflejado nuestro comportamiento en números y métricas, entender y ser conscientes de cómo invertimos nuestro tiempo nos permite empezar a implementar cambios que afecten a los resultados", ha subrayado Pons, quien ha recalcado que los datos hacen posible elaborar un mapa a modo de filtro que "explicita el porcentaje de horas que se dedica a cada aplicación".

Sin embargo, insiste Pons, lo hace "preservando en todo momento la privacidad de las personas; la herramienta no lee contenidos y no graba teclas, solo es un medidor de tiempos productivos para saber cómo empleamos nuestro tiempo de trabajo".

Incrementar la conciencia del trabajador sobre su trabajo

La información facilitada por la herramienta pretende incrementar la conciencia del trabajador sobre su trabajo, su contribución a la empresa y grado de satisfacción.

Los datos permiten elaborar un mapa, a modo de filtro, que explicita el porcentaje de horas dedicadas a cada aplicaciónAdemás, permite redefinir asignaciones de tareas, aprender buenas prácticas y medir los impactos de las nuevas iniciativas de la empresa.

"Muchas personas se dispersan o pierden tiempo no por mala fe o despreocupación, sino por el simple hecho de no ser conscientes de ello, [...] de este modo, lo que los psicólogos llaman "efecto espejo" —ver reflejado nuestro comportamiento en números y métricas— puede ser positivo para replantear hábitos", destaca Pons.

De hecho en muchas situaciones no se trata de que la persona no esté rindiendo, sino de un problema de gestión del volumen de trabajo relacionado con el principal objetivo del departamento.

"Una sobrecarga de reuniones o un exceso de correo electrónico interno que hay que gestionar pueden restar demasiado tiempo para realizar otras actividades productivas", explica el emprendedor español.

La creación de Pons es hoy el único producto en el mercado que ofrece datos objetivos sobre la actividad y la productividad, lo que representa una verdadera revolución en la gestión y autogestión del tiempo de las personas.