Los castellano-manchegos se dan un notable en la cama, según un estudio de hábitos en el terreno sexual elaborado por C-date, que ha pedido a los participantes que realizaran una pequeña autoevaluación y se dieran una puntuación en cuanto a habilidades amatorias se refiere.

En este sentido, son muchas las comunidades que no han dudado a la hora de puntuarse con un notable como es el caso de los andaluces, asturianos, castellano-manchegos, castellanoleoneses, extremeños, gallegos, canarios, murcianos, cántabros, catalanes, valencianos, baleares, madrileños y vascos.

No obstante, también hay quien ha sido más modesto y reconoce que si le hicieran un examen aprobaría la materia simplemente con un "bien". La Rioja, Navarra y Aragón, las comunidades en las que más encuestados puntúan sus habilidades con un aprobado raspado, son aquellas que necesitarían mejorar, según el estudio elaborado por C-date.

Así, según este estudio, en las Islas Baleares prefieren las posturas más innovadoras. "Parece que quizá no sea del todo cierta aquella canción que decía que para hacer bien el amor teníamos que ir al sur". Y es que según el estudio elaborado por C-date, los andaluces se encuentran en el ranking de españoles que eligen las posturas más tradicionales en la cama.

En esta misma clasificación se encontrarían también las regiones de Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Valencia, Murcia y País Vasco, en las que un mayor número de participantes aseguran preferir la postura del misionero y no complicarse demasiado en sus momentos más íntimos.

Este es el caso del 20 por ciento de los asturianos, 25% de los cántabros, 20% de los castellanos manchegos, el 23 por ciento de los castellanoleoneses y murcianos, 17% de los andaluces y valencianos y 24% vascos.

En el lado opuesto del ranking nos encontramos con aquellas comunidades en las que aprovechan los momentos en pareja para innovar y probar cosas nuevas. Así, el 32% de los aragoneses, el 38% de los gallegos, el 50% de los baleares, el 90% de los riojanos y el 41% de los navarros prefieren que la mujer se coloque encima durante sus relaciones.

El 33 por ciento de los catalanes también prefiere probar otras posturas apostando así por la conocida como "postura del perrito", como también es el caso del 30% de los extremeños, 42% de los canarios y el 33% de los madrileños.

Consulta aquí más noticias de Toledo.