El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido este lunes con la jefa del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, a inaugurar antes de que finalice 2012 el tramo de la A-40 que unirá las ciudades de Talavera y Toledo. Además, ha garantizado la construcción del Parador de Molina de Aragón (Guadalajara) durante esta legislatura para revitalizar la zona.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Cospedal ha calificado de "muy satisfactoria" la reunión mantenida con Rajoy y ha anunciado los compromisos del Gobierno con Castilla-La Mancha. Entre otros asuntos, ambos mandatarios han abordado la política hidráulica y la necesidad de un plan de aguas nacional, las inversiones en infraestructuras y la importancia de cumplir con los objetivos de déficit previstos.

En este contexto, Rajoy se ha comprometido con Cospedal a construir durante esta legislatura el Parador de Molina de Aragón, proyectado tras el incendio sufrido por la zona en 2005 en el que murieron once personas. "Este parador, con el de Muxía, son las dos prioridades del Gobierno en esta legislatura. Hay otros en cartera, pero en crisis hay que establecer prioridades", ha reconocido la presidenta castellanomanchega.

Consulta aquí más noticias de Toledo.