El PSM-IniciativaVerds-Entesa ha calificado el paquete de medidas tributarias del PP con las que se aplicará el céntimo sanitario de "incoherente, insuficiente y contradictorio" ya que "recaudará aproximadamente 60 millones (y no 65 millones como dice el Govern)" por lo que supondrá que "se tengan que realizar más recortes de las ya anunciados", a lo que "se les debe añadir los 250 millones que se tendrán que eliminar de educación y sanidad", tras el anuncio del recorte de 10.000 millones de euros.

Por esto, en la próxima sesión plenaria del Parlament, el grupo presentará a votación un paquete de enmiendas en las que se incluyen un impuesto de patrimonio sobre rentas más altas, un impuesto de transmisiones patrimoniales sobre las compra-ventas más elevadas, la recuperación del impuesto de sucesiones y donaciones y un IRPF más alto en el tramo de rentas de 120.000 o 150.000 euros, según han indicado en rueda de prensa.

El portavoz de la formación, Biel Barceló, ha criticado que "el PP no sólo ha subido los impuestos sino que éstos perjudicarán a las clases medias" y ha señalado que el presidente del Govern, José Ramón Bauzá "no sabe donde va" aunque "intente lanzar mensajes de tranquilidad".

Barceló ha recordado que "todo este conjunto de medidas va en relación con el recorte de 350 millones de euros que se planteó a partir de la reducción del déficit del 1,5%" pero "la capacidad recaudatoria de algunos de estos impuestos -como el de transmisiones patrimoniales sobre bienes inmuebles- no será tal y se recaudarán como mucho seis millones de euros y no 22".

Los ajustes del ministerio van en contra de la calidad en la educación

Según ha dicho el portavoz, el plan general de reformas y ajustes para Primaria y Secundaria que está presentando el Ministerio de Educación "va en contra de la mejora de educación" y ha calificado de negativo que se aumenta el ratio de alumnos en centros o el incremento de las tasas universitarias que "dificultará la entrada a la universidad".

Así, ha tildado de "preocupante e indignante" que los presidentes de las CC.AA se "cierren en filas" para aceptar los recortes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy está impulsando. Por ello, en las próximas semanas "se presentarán iniciativas parlamentarias para reclamar lo que Bauzá no se atrever a pedirle".