El director de cine José Luis García ha mostrado su pesar por la situación económica del cine español y ha animado a los aficionados a sus películas a que vayan a las salas para evitar que cierren sus puertas definitivamente.

El sector ha visto como el Gobierno de España ha anunciado en los últimos días el fin de las subvenciones a sus películas. Una noticia que por lo menos servirá, según ha dicho, para que no se les recrimine el dinero que les llegaba como ayudas públicas. "Ya nadie va a poder decir que vivimos de las subvenciones", ha dicho.

Para mantenerse, cree que la salida es que los espectadores vuelvan a sentarse en las butacas porque "si se cierra un cine es como si se cerrase una biblioteca" donde desde su origen ha servido para recoger en sus imágenes "lo más noble" de la sociedad del momento.

Ha continuado ironizando sobre "las historias de amor que han surgido en la oscuridad de los cines" y diciendo que ver las películas en el cine ayuda a "no tener que verlas en casa con la suegra", además ha apuntado que el cine ayuda a "fomentar las relaciones sociales" frente a la "soledad" del ordenador.

Así lo ha indicado durante la rueda de prensa que ha ofrecido en los cines Van Dyck de Salamanca antes del preestreno de la última película que ha dirigido 'Los muertos no se tocan, nene'.

En el encuentro con los medios de comunicación ha estado acompañado por los actores Carlos Iglesias y Tina Sainz, quienes han recomendado ver el filme pues es "un reflejo" de la sociedad española de los años 50.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.